Luis Abinader junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La III Cumbre UE-CELAC está sirviendo, además de para cerrar inversiones europeas en Latinoamérica y el Caribe, para certificar que la gestión desarrollada por Luis Abinader desde agosto de 2020 en República Dominicana ha colocado al país en una situación de referencia internacional histórica. Ningún presidente había logrado esto antes y, ni siquiera el populismo que hace política desde la anécdota, podrá desmentir lo que las grandes potencias piensan de lo que sucede en República Dominicana en la actualidad.

El presidente Abinader mantuvo distintas reuniones con importantes líderes europeos, entre los que destacan la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez y el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron. Estas personalidades no suelen perder un minuto de su tiempo con homólogos sin prestigio internacional y no dudaron en reunirse con Luis Abinader.

Según Von der Leyen, «República Dominicana es el mayor socio comercial de la UE en el Caribe. Le aseguré a Luis Abinader nuestro apoyo a una transición verde que beneficie a todos. Global Gateway está listo para entregar inversiones para infraestructura vital».

Estas palabras de la presidenta de la Comisión Europea son el mejor aval que puede recibir Abinader respecto a la posición que República Dominicana tiene respecto a la Unión Europea.

Lo mismo se puede decir de sus encuentros con Pedro Sánchez o con Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, con quienes intercambió impresiones sobre la situación actual tanto del mundo como de las relaciones políticas, sociales y económicas de República Dominicana con las potencias europeas, relaciones en las que ya se puede presentar y hablar cara a cara, lo que no había sucedido en toda la historia del país caribeño.

Luis Abinader conversa con Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España

Muy importante fue el encuentro mantenido con Emmanuel Macron, sobre todo por la impronta que Francia tiene sobre Haití. Un detalle que demuestra la altura geopolítica de Abinader es que fue el presidente francés el que se acercó a él para conversar y no al revés.

Emmanuel Macron, presidente de la República Francesa, saluda a Luis Abinader

La Presidencia de la República Dominicana, a través de su portavoz, Homero Figueroa, ha señalado que los encuentros bilaterales mantenidos por Abinader en esta cumbre reafirman el compromiso de una diplomacia activa y constructiva. «Continuaremos fortaleciendo los lazos con países amigos y trabajando de manera conjunta para enfrentar los desafíos globales y alcanzar nuestros objetivos comunes», concluyó Figueroa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí