Channing Tatum protagoniza junto a Lulú, «Dog. Un viaje salvaje»

La película «Dog. Un viaje salvaje» llega a la gran pantalla en España, este 22 de abril, con la buena acogida por parte de la crítica de Estados Unidos. Esta comedia está protagonizada por el actor Channing Tatum y por Lulú, una Pastor Belga Malinois empleada para labores militares. Pero, como ya se ha demostrado antes, advierten desde la Real Sociedad Canina de España, de que casos de éxito como Lassie101 DálmatasScooby DooRin-Tin-Tin, «pueden acarrear peligros para los cuidados que necesitan estas razas, al dispararse la demanda sin contar con la adecuada información».

La película cuenta la historia de un ex-ranger llamado Jackson Briggs que padece estrés postraumático y tiene que recorrer la Costa Oeste de EEUU para acudir al entierro de su antiguo compañero de escuadrón, fallecido en servicio. En el ejército le piden que lleve a Lulú al entierro de su ex amigo y después a una base militar para ser sacrificada, ya que ningún otro tutor quiere adoptarla debido a su historial agresivo. «Y ahí viene el primer mensaje inquietante», puntualiza la Real Sociedad Canina de España. «Los perros preparados para labores militares o policiales son muy difíciles de manejar. Esto último constituye una verdad a medias, cuando no una mentira. Y es que Lulú, un animal de ficción, no tiene problemas de comportamiento por ser una perra militar difícil de adiestrar. Más bien la Pastor Belga Malinois tiene problemas porque no recibe los cuidados adecuados de acuerdo a las necesidades de su raza concreta; unos cuidados que van más allá de la idea difusa de que basta con querer mucho a un perro de raza para hacerlo feliz». 

La importancia de un criador responsable

El hecho de que una superproducción de Hollywood ponga el foco sobre esta raza concreta «resalta más que nunca la importancia para los tutores de acudir a un criador responsable, una decisión que marcará nuestras vidas durante los próximos 12-15 años». 

En el caso del Pastor Belga de variedad Malinois, hay que tener en cuenta al menos tres factores fundamentales antes de convertirse en su tutor: primero, es una raza con un físico atlético y sobresaliente que requiere mucho ejercicio; segundo, cuenta con un temperamento seguro, equilibrado y fuerte que precisa de actividades desafiantes para testear su carácter; y tercero, son perros que dibujan un fuerte vínculo con sus personas queridas, lo que implica darles mucho cariño y afecto. 

En este sentido, es posible extraer una lección más pedagógica del film, sostiene la Real Sociedad Canina de España, pues «al principio de la historia, los problemas de Lulú, que termina haciéndose inseparable de su nuevo compañero, se deben a que permanece encerrada sin hacer ejercicio ni labor alguna y ausente de todo cariño, ya que ha perdido a su ser querido». 

La popularidad del Pastor Belga Malinois ya está creciendo, y el éxito de una película taquillera «puede centrar en exceso el foco sobre este ejemplar, con los consabidos riesgos».

La Real Sociedad Canina ve imprescindible que los tutores interesados cuenten con toda la información responsable antes de decidirse por una de las 400 razas caninas existentes. «Lo ideal sería acertar con la raza idónea para el estilo de vida de cada tutor. Una decisión que pasa ineludiblemente por acudir a un buen criador».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí