«Elegido», Toro de la Vega 2014. Foto: PACMA

La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León llega a raíz de la solicitud de PACMA de medidas cautelares de suspensión de la Orden MAV/946/2022, de 5 de julio, dictada por la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, publicada en el BOCyL de 29 de julio, por la que se declara la conformidad de la adaptación de las bases del espectáculo taurino tradicional del Toro de la Vega a lo previsto en el Decreto-Ley 2/2016, de 19 de mayo, por el que se prohíbe la muerte de las reses de lidia en presencia del público en los espectáculos taurinos populares y tradicionales en Castilla y León, y de la desestimación por silencio del recurso de reposición interpuesto contra el Acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Tordesillas, adoptado en sesión celebrada el día 3 de mayo de 2022, por el que se aprobó, con carácter definitivo, la adaptación al Decreto-Ley 2/2016, de 19 de mayo, de las bases reguladoras del desarrollo del torneo del Toro de la Vega.

La vicepresidenta de PACMA, Cristina García, en declaraciones a Diario16, se ha felicitado por lo que representa esta decisión judicial. «Estamos eufóricos con este auto que acuerda la suspensión de la ejecución de las normas en las que se iba a basar el Ayuntamiento de Tordesillas para celabrar el torneo del Toro de la Vega. Para quienes defendemos a los animales en este país, cualquier mínima estimación de tus solicitudes que acuerde un órgano judicial es una auténtico paso adelante. Imagínate en un caso como el torneo del Toro de la Vega, que para nosotros es uno de los mayores exponentes de la tauromaquia y la brutalidad contra los animales en toda España. PACMA lleva luchando muchos años. Se ha supendido durante un periodo de tiempo, pero ahora han pretendido recuperarlo. Entonces, esta suspensión cautelar es motivo de mucha satisfacción con mayúsculas».

No se puede herir al animal

Según García, «el auto hace prevalecer la integridad física y la vida del animal por encima de la celebración del evento. No entra a valorar si la nueva regulación del Ayuntamiento de Tordesillas es legal o no, pero sí prioriza el daño irreparable que se produciría al animal de celebrarse el torneo».

En el fragor de la batalla judicial, el Ayuntamiento de Tordesillas pretendía que se exigiera a PACMA «una elevadísima fianza, porque ellos alegan que la no celebración del torneo causaría una serie de perjuicios económicos al municipio». En cambio, el TSJCL dice que de ninguna manera se va a causar un perjuicio «porque podrían haber continuado celebrando un encierro, como han estado haciendo desde 2016, y eso no ha causado ningún perjuicio», aclara.

200 años para ser un evento inmemorial

Entre las irregularidades detectadas por PACMA en las nuevas bases reguladoras destaca la «ausencia total de continuidad histórica. Para que ese tipo de eventos se pueda celebrar tienen que ser considerados tradicionales. Y eso implica que se hayan celebrado durante muchísimos años consecutivos. En este caso no se da, porque lo han modificado tanto que no respeta el torneo tradicional»

El auto recoge que el denominado como “Torneo del Toro de la Vega” se trataría pues de un espectáculo con un desarrollo y desenlace diferentes, un festejo más reciente y moderno, cuya celebración, por tanto, carecería de la antigüedad requerida de, al menos, 200 años, para poder ser considerada inmemorial, y, en consecuencia, tampoco podría ser considerado el denominado “Torneo del Toro de la Vega” como “espectáculo taurino tradicional” al carecer de la antigüedad de 200 años. Las bases conforman un nuevo festejo que, en ningún caso podría considerarse, “espectáculo taurino tradicional”. Niega que la lanza usada en el Torneo sea una lanza sin hoja puesto que acaba en un punzón o doble arpón y es, por tanto, un arma ofensiva.

La Fiscalía no veía delito

La secretaria de Estado para la Agenda 2030, Lilith Verstrynge, y el director general de Derechos de los Animales, Sergio García Torres, presentaron el jueves un escrito ante la Fiscalía de Medio Ambiente en nombre del Ministerio de Derechos Sociales solicitando que adoptara medidas para que se paralizase la celebración del festejo al entender que, según sus nuevas bases reguladoras, podría derivar en un delito de maltrato animal. 

Este viernes, el fiscal de Sala de Medio Ambiente, Antonio Vercher daba carpetazo al escrito del Gobierno a través de un oficio según el que «no existen indicios de la comisión de delito» en el festejo taurino. Al tiempo, sostenía que cuenta con una base legal a nivel autonómico que permite su celebración, y explicaba que la suspensión correspondería «a la jurisdicción contencioso-administrativa y no al Ministerio Fiscal«.

En este sentido, Cristina García lamenta que la Fiscalía «no ha apreciado que existan indicios suficientes y ha archivado ese procedimiento directamente, no ha ido a más. Esto es peligroso porque vemos cómo el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha suspendido la celebración del evento y eso significa que, efectivamente, de celebrarse sí que estarán cometiendo un presunto delito de maltrato animal, porque este evento no está debidamente autorizado».

«Una jugarreta del Gobierno y PACMA»

Mientras, los ánimos están caldeados en Tordesillas. De hecho, el presidente del Patronato del Toro de la Vega, Enrique Carnero, según recoge Europa Press, considera que «la suspensión cautelar de la celebración del torneo es fruto de una jugarreta conjunta del Gobierno y del PACMA» y ha responsabilizado en parte también a la Junta de Castilla y León, a la que urgen una respuesta «rápida y contundente». El representante de dicha entidad insiste en que la Junta «tiene mucho que decir porque las cosas se han hecho teniendo en cuenta lo que dictaminó», en referencia a que en su día «prohibió el festejo debido a presiones» y por validar luego a través de un decreto la modificación del reglamento.

La Junta invita a celebrar el Toro de la Vega según la normativa de 2016

El colofón lo ha puesto la Junta de Castilla y León que ha señalado este viernes, para seguir amenizando el festejo, que, como consecuencia de las últimas resoluciones judiciales del TSJCyL y la Fiscalía de Medio Ambiente, el Toro de la Vega se podrá celebrar de acuerdo a la normativa aprobada en 2016 y que prohibía la muerte del animal, pero sin tener en cuenta las bases aprobadas este año y autorizadas por la propia Junta que han quedado suspendidas cautelarmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí