Equalia

La ONG Equalia ha hecho públicas recientemente unas condenatorias imágenes que evidencian las prácticas de maltrato animal en granjas avícolas que abastecen a la cadena de supermercados Lidl en Alemania. Este escándalo revela una serie de hallazgos alarmantes que van desde la crueldad hacia los animales hasta riesgos para la salud pública.

#LidlEscándaloAnimal: maltrato animal en sus granjas avícolas 

Una reciente investigación de Equalia ha sacado a la luz unas perturbadoras y duras imágenes de granjas avícolas ubicadas en el noroeste de Alemania, vinculadas a un proveedor de Lidl en ese país. Estas imágenes han desencadenado una denuncia por presunto maltrato animal ante las autoridades alemanas.

Equalia ha estado investigando las prácticas de proveedores de Lidl en diferentes países europeos y ha lanzado una petición bajo el nombre LidlEscándaloAnimal, que ya ha obtenido más de medio millón de firmas. El objetivo principal de esta petición es ejercer presión sobre Lidl para que elimine el sufrimiento innecesario de estos animales en su cadena de suministro.

Imágenes impactantes de crueldad en granjas de Lidl en Alemania

La investigación de Equalia, llevada a cabo en los años 2022 y 2023 en dos explotaciones avícolas alemanas, ha revelado escenas extremadamente crueles. Las imágenes grabadas en una granja en Löningen, en Baja Sajonia, muestran como los pollos recién nacidos son tratados de una manera brutal, arrojándolos al suelo, pudiendo causarles graves fracturas. Estos pollos, conocidos como broilers, han sido genéticamente modificados para tener un crecimiento 400 veces más rápido, lo que acaba causando deformidades y hasta dificultades para caminar o mantenerse en pie en estos animales. 

En este sobrecogedor reportaje también podemos ver como algunas aves agonizan durante horas debido a infartos y como estos pollos muertos en descomposición en las instalaciones, comparten espacio con los pollos vivos. En otras imágenes que ponen los pelos de punta, también podemos ver casos de canibalismo en estas granjas, donde algunos pollos picotean a las aves en estado de descomposición. 

Las granjas de los horrores

Estas condiciones, según Equalia, violan la normativa de la Unión Europea sobre el bienestar animal, ya que someten a las aves a sufrimientos innecesarios y las mantienen en entornos insalubres, junto a pollos en diferentes estados de putrefacción.

En las imágenes capturadas en una granja en Stadtlohn, también en Alemania, se puede ver a algunos trabajadores maltratando a los pollos destinados al matadero, golpeándolos o arrojándolos por el aire; Equalia ha presentado denuncias formales contra ambas explotaciones avícolas ante las autoridades alemanas.

Campaña para prohibir estas crueles prácticas

En respuesta a estas denuncias, la ONG española Equalia y la organización alemana lideran una campaña europea para que Lidl se comprometa a prohibir estas prácticas crueles en las granjas de sus proveedores. El objetivo es que Lidl se una al Compromiso Europeo del Pollo, que persigue un mejor trato para estos animales, como ya han hecho otras grandes cadenas de supermercados en nuestro país como Carrefour, Eroski o el Corte Inglés.

Equalia también ha publicado reportajes sobre otras granjas vinculadas a proveedores de Lidl en varios países europeos. En España, las granjas denunciadas por esta organización, ubicadas en Sevilla y Tarragona, perdieron su certificación Welfair de bienestar animal después de la difusión de las impactantes imágenes.

Además, la empresa gestora de la explotación andaluza, que también es proveedora de supermercados Lidl en España, se enfrenta a acusaciones de maltrato animal y de poner en riesgo la salud pública, y está citada para comparecer ante la justicia.

Y el maltrato no es lo único preocupante 

Además del maltrato animal, la cría de macropollos también plantea riesgos para la salud pública. Un estudio encargado por Albert Schweitzer Foundation encontró que más del 70 % de las muestras de carne de pollo de la marca Lidl en Alemania estaban contaminadas con bacterias resistentes. El escándalo en las granjas alemanas asociadas a Lidl subraya la urgente necesidad de mejorar las condiciones de bienestar animal en la industria avícola. Equalia y otras organizaciones han expuesto estas preocupantes prácticas, y ahora la responsabilidad de tomar medidas concretas y demostrar su compromiso recae en Lidl.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí