Luis Abinader, el presidente dominicano que siempre está con la diáspora

Uno de los elementos que caracterizan el nuevo estilo de gobernar de Luis Abinader es que está ejerciendo su responsabilidad para todos los dominicanos, tanto los del interior como los del exterior, en sus modelos más maximalistas, sin olvidar que las familias de la diáspora son cruciales para el desarrollo del país, tanto ahora como en el futuro cuando regresen a su patria

El presidente Abinader, encabezando el desfile dominicano en Nueva York
El presidente Abinader, encabezando el desfile dominicano en Nueva York

Uno de los elementos clave del profundo cambio que ha implementado Luis Abinader en República Dominicana es la relación del poder con la diáspora, con los millones de dominicanos y dominicanas que, por una razón u otra, tuvieron que emigrar a otros lugares del mundo.

Abinader, incluso antes de ser presidente, es un político que ha demostrado, con hechos, que se interesa en la situación de la diáspora dominicana. No en vano, una vez que fue investido, en cada viaje oficial que ha realizado ha dejado un importante hueco en su agenda para poder estar con los hombres y mujeres que tuvieron que rehacer sus vidas en otros países. Es tal el interés de Abinader que, en su viaje a Londres para asistir a la coronación de Carlos III de Inglaterra, no dudó en llevar café a una trabajadora dominicana que se lo había pedido a través de las redes sociales. 

El valor de los dominicanos en el extranjero es reconocido por el presidente Luis Abinader, inclusive desde antes de ser presidente. La creación de la Asociación Española de Dominicanas y Dominicanos de Ultramar así lo deja evidenciado. El interés del presidente dominicano por su diáspora quedó demostrado en el fin y la filosofía de dicha asociación.

La asociación nace tras las observaciones de las dificultades a las que tenía que hacer frente el residente dominicano en España, tales como las consecuencia negativas producidas por el desconocimiento de leyes, normas y procedimientos, además de otros obstáculos como la integración, los abusos en la contratación laboralestafas, engaños e inseguridad ante su propia situación y su futuro, a los que se le añadían los resultados negativos de la ruptura familiar, así también como vivir en un medio natural distinto.

La asociación surgió con unos objetivos sociales humanistas, donde se ponía de relieve el porvenir de todos los dominicanos y dominicanas que salen de su patria en busca de una mejor calidad de vida, tanto para ellos como para aquellos que dejan en la República Dominicana.

Entre las principales finalidades con la que fue creada la Asociación estaban, defender a los quisqueyanos en ultramar, velar por sus intereses culturales, económicos y sociales, crear una conciencia social colectiva, fomentar su integración en los países donde vivían, mantener el contacto con la República Dominicana y defender los hábitos, costumbres y filosofía existencial dominicana, bajo el concepto de libertad, ética y dignidad.

Abinader, con la diáspora de Nueva York

Luis Abinader volvió a mostrar el pasado fin de semana su compromiso absoluto con la diáspora. En este caso, viajó a la ciudad de Nueva York, donde hay una importante colonia de dominicanos, donde asistió al Desfile Dominicano en Manhattan.

«Estamos orgullosos de estar representando la República Dominicana en esta gran actividad, donde nosotros tenemos que agradecer a la gran diáspora dominicana todo el apoyo que nos da, que le da a nuestro país, y la verdad es que esto es lo menos que podemos hacer, venir a este desfile a decirle gracias, muchas gracias por todo el apoyo y que sepan que siempre tienen su país allá esperándolos», afirmó Luis Abinader en la ciudad norteamericana.

En el fin de semana, el presidente dominicano ha aprovechado para sostener encuentros con la comunidad dominicana y adelantó que también lo hará el próximo mes de septiembre cuando regrese para su participación en la Asamblea General de las Naciones Unidas con temas muy importantes.

«Estamos muy contentos de estar aquí y lo principal es que venimos como presidente de la República, la primera vez a decirle gracias, gracias a toda la diáspora y lo que representa para nuestro país, lo que representa toda esta comunidad de dominicanos aquí en Nueva York y en todo Estados Unidos y lo que le agradecemos y a eso es que venimos», insistió Abinader.

Durante este fin de semana, el presidente Abinader, acompañado de la primera dama, Raquel Arbaje, entregó llaves para viviendas a dominicanos residentes en los Estados Unidos, mantuvo un encuentro y se fotografió con los niños de la liga infantil de béisbol más antigua de Manhattan, además de recibir el reconocimiento, en la prestigiosa Universidad de Columbra, por parte de policías activos y retirados. Ningún presidente dominicano a lo largo de la historia, incluidos aquellos que ahora se presentan como falsos salvadores de la patria, se ha volcado con tanta intensidad con la diáspora como lo está haciendo Luis Abinader. Dentro de la agenda de un jefe de Estado, es absolutamente inhabitual que se dedique un fin de semana entero para viajar a estar con los dominicanos que viven en otros lugares. Eso lo ha hecho y está haciendo Luis Abinader. Esa es la verdadera fuerza del pueblo, el saber que el presidente está donde se encuentran todos y cada uno de los dominicanos.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.