La coordinadora humanitaria y de reconstrucción de la ONU para Gaza, Sigrid Kaag, visita Al-Arish, en Egipto | Foto: ONU

La nueva coordinadora humanitaria y de reconstrucción de la ONU para Gaza ha visitado Al-Arish, en Egipto, con la intención de aumentar la asistencia a la Franja, donde más de cien días de guerra entre Israel y Hamás han colocado a la mayor parte de la población en una situación de necesidad extrema de alimentos, agua, medicinas y otros bienes básicos.

Sigrid Kaag fue investida en el cargo para monitorear y verificar los envíos de ayuda a Gaza, de acuerdo con una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU adoptada el mes pasado.

Kaag también trabajará para establecer un mecanismo que agilice el flujo de ayuda hacia Gaza a través de países que no son parte del conflicto.

La coordinadora ha explicado que su visita a Egipto busca «cómo facilitar, acelerar y agilizar todas las áreas de la asistencia que tanto necesitan los civiles en Gaza, dadas las graves condiciones humanitarias que están viviendo».

Ayudar a los civiles en Gaza

Kaag ha subrayado la importancia de la colaboración de todas las partes para mejorar y avanzar más rápido, añadiendo que el único objetivo es satisfacer las necesidades de la población civil.

«Es una visita fundamental porque vemos de primera mano lo que está haciendo Egipto con los voluntarios, el gobierno y todos los involucrados para brindar asistencia humanitaria a los civiles inocentes en Gaza»

Sólo 204 camiones con suministros entran en dos días

Mientras, la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha informado de que entre el 15 y el 16 de enero entraron en la Franja de Gaza 204 camiones con alimentos, medicinas y otros suministros a través de los cruces de Rafah y Kerem Shalom.

El 16 de enero, la Media Luna Roja Palestina recibió mediante el cruce de Rafah 25 camiones de la Media Luna Roja Egipcia con ayuda humanitaria, incluidos alimentos, agua, suministros médicos y otros insumos de socorro.

Antes del inicio de la guerra, cruzaban a Gaza más de 500 camiones con asistencia diariamente.

Los gazatíes se hunden cada vez más en la desesperación

El comisionado general de la Agencia para los Refugiados Palestinos (UNRWA) se ha sumado, una vez más, a los reiterados llamamientos a un alto el fuego humanitario inmediato.

Al terminar su cuarta visita a Gaza desde el inicio de la guerra, Philippe Lazzarini considera que la conflagración ha durado ya «demasiado tiempo».

«En estas guerras no hay ganadores. Hay un caos sin fin y una desesperación creciente. Pido una vez más un alto el fuego humanitario inmediato que pueda brindar cierto respiro y permitir un muy necesario y significativo aumento en el flujo de suministros básicos, incluso a través de la ruta comercial. Cualquier otro proceder prolongará la miseria de toda una población», recalca.

Lazzarini asegura que cada vez que ha estado en Gaza ha sido testigo «de cómo la gente se ha hundido aún más en la desesperación«, luchando por su supervivencia.

El comisionado general da cuenta del incremento de estructuras improvisadas con plásticos alrededor de Rafah, en el sur de la Franja, que la gente ha levantado en un intento por resguardarse del frío y la lluvia.

«Cada uno de estos endebles refugios puede albergar a más de 20 personas. Rafah está tan congestionada que apenas se puede conducir un coche en medio del mar de gente. La población de esa ciudad casi se ha cuadriplicado, con más de 1,2 millones de personas», precisa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí