La Fundación Renovables reclama un Pacto de Estado de Clima y Energía para la próxima legislatura.

La Fundación Renovables ha valorado positivamente «el fracaso del negacionismo climático en las elecciones generales» del pasado domingo y demanda un Pacto de Estado de Clima y Energía para la próxima legislatura. «La ambición climática en la próxima legislatura es decisiva y urgente para implantar medidas de adaptación y mitigación en la lucha contra el cambio climático en España, alcanzar los objetivos comprometidos a 2030 y desarrollar una economía verde. El avance conseguido en los últimos años en la instalación de energías renovables, en ahorro energético y en eficiencia sigue siendo insuficiente ante el reto que tenemos por delante».

Desde la organización consideran que «es obligatorio progresar, agilizar y generalizar la acción climática si se quieren alcanzar y acelerar los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París. La emergencia climática sigue de plena actualidad como evidencian las temperaturas récords que se están sufriendo, no solo en España, sino en muchas partes del mundo».

Respecto a las condiciones de España en este escenario, destaca que «dispone de unos recursos energéticos renovables inigualables y de una capacidad de actuación, reflejada en el liderazgo de sus empresas, que debe hacer posible que nos convirtamos en el referente económico y energético de Europa en esta década. El nuevo gobierno, que se conformará en los próximos meses, deberá desarrollar el camino trazado en la última legislatura, buscando reformar la acción política mediante un Pacto de Estado por el Clima y la Energía».

La necesidad de actuar de manera urgente es evidente, sostiene, «por lo que instamos a las instituciones políticas a llevar a cabo las reformas legislativas esenciales, a crear los instrumentos necesarios para que, de acuerdo con el desarrollo de la tecnología existente, se garantice el acceso universal a la energía, dando cobertura y protección a todas las personas, sobre todo a los más vulnerables, y a reforzar el compromiso contra el avance del cambio climático y sus trágicas consecuencias. Alcanzar un futuro más sostenible y respetuoso con el medio ambiente no es una opción, sino una necesidad para nuestra supervivencia y la de las generaciones futuras».

Desde la Fundación Renovables abogan por «la necesidad de fortalecer el compromiso del nuevo gobierno en la lucha contra el cambio climático y la promoción de las energías renovables, de la eficiencia energética, del consumo responsable, de la electrificación de la demanda, de la rehabilitación de nuestros edificios y barrios, de la movilidad sostenible, del autoconsumo y la generación distribuida, de un desarrollo rural y urbano con criterios que mejoren las condiciones de vida y de la salud, del establecimiento de criterios de ordenación del territorio para el desarrollo de renovables, de la gestionabilidad del sistema, del almacenamiento y del hidrogeno verde y los gases de origen renovable».

Avanzan también que «continuaremos promoviendo que la electrificación de la demanda energética es la única línea de actuación que permite cumplir los compromisos de emisiones, reducir la dependencia e incorporar como objetivos la eficiencia y las energías renovables». Pero, para apostar por ella como la principal línea de la política energética en España, explican que «es necesario que el precio de la electricidad sea competitivo ante el del resto de energías a las que debe sustituir, una situación que las actuales reglas del mercado mayorista no permiten».

Hacia una tarifa 100% renovable

Entre las principales propuestas que serán cruciales en la próxima legislatura, y que están pendientes de mejorar o aprobar, para conseguir alcanzar los objetivos está la aprobación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE), reducir la parte regulada en lo que respecta a las partidas que se fijan para la retribución de la distribución y el transporte de electricidad y que el PVPC, como tarifa regulada por el gobierno, tenga un origen 100% renovable y acoja una tarifa social que sustituya al bono eléctrico.

«Tenemos pendiente mejorar y consolidar la aceptación social de las energías renovables, algo que se debe abordar desde el consenso entre la sociedad civil, la administración pública y los promotores de renovables para acelerar la transición energética de aquí a 2027″.

La Fundación hace un llamamiento a la colaboración «de todos los partidos políticos para integrar y desarrollar estas propuestas durante la próxima legislatura y convertir a España en un país líder en sostenibilidad durante la década crítica y aprovechar la oportunidad de desarrollo industrial y económico que nuestros recursos energéticos permiten, trabajando de manera conjunta para lograr una transición energética justa, equitativa y sostenible. Esa colaboración entre todos los actores sociales y políticos es más necesaria que nunca para hacer frente a los desafíos locales, nacionales y globales que tenemos por delante para construir un futuro más sostenible para las generaciones venideras».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí