Si se cancela o suspende tu fiesta, la OCU recomienda exigir el dinero

Llega la noche de fin de año y millones de personas se disponen a celebrarla. Hay quien opta por salir a macrofiestas y cotillones. ¿Es tu caso? Asegúrate de pasarlo bien… pero sin comprometer tus derechos. Puede ser que salgas de punta en blanco, dispuesto o dispuesta a pasarlo muy bien, y no son pocos los que se quedan chafados y sin fiesta: problemas con las entradas, exceso de aforo, desalojos por problemas administrativos o, peor, por falta de seguridad. No es la mejor manera de empezar el año. Por tanto, si sucede un inconveniente, nada podrá devolverte la ilusión de la fiesta, pero sí tu dinero. En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda la compra de la entrada «en establecimientos de confianza o a través de intermediarios que te den una absoluta fiabilidad».

Objetivo: fiestas divertidas ¡y seguras!

Si es posible (y realista), puede ser buena idea comprarlas en el momento de la fiesta. Así se evita problemas como cancelaciones, entradas falsas… Si la compras por Internet, cerciórate de que lo haces a través de las páginas organizadoras del evento, en sitios seguros, lee las condiciones generales y conserva copia de la transacción. Evita las reventas.

Desde OCU insisten en que es «muy importante fijarse en las medidas de seguridad del sitio donde se celebre el evento. La sala debe disponer de al menos dos recorridos de evacuación, que deben estar reflejados y visibles en un plano».

Localiza la salida de emergencia más cercana y cerciórate de que es practicable (tiene una barra antipánico y no está cerrada u obstaculizada).

Reclama, tienes derecho

Si se cancela o suspende tu fiesta, exige tu dinero. Si por algún motivo (no por fuerza mayor) la empresa cambia las condiciones (el local, la hora, los servicios que ofrecen)  o suspende la fiesta se puede reclamar a la Dirección General de Consumo. En cualquier caso, tienes derecho a que te devuelvan lo que pagaste.

Si el organizador o el local no tiene licencia para la actividad que promociona, si hay sospecha de estafa porque hayan vendido entradas falsas o más entradas del aforo permitido, se deberá acudir a la policía para reclamar.

Para poder hacer valer tus derechos asegúrate de conservar todos los documentos. Lo normal es que se trate de un problema de consumo, pero si hay una estafa porque te hayan vendido entradas falsas, por ejemplo, se ocupará directamente la policía.

Si bebes, no conduzcas

Finalmente, si vas a beber, deja el coche y usa otra alternativa, por tu seguridad y la de todos. Tener siempre presentes aspectos que pueden parecernos obvios pueden convertirse en ocasiones en un seguro de vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí