A lo largo de los años se ha demostrado que los acuerdos internacionales son fundamentales para el desarrollo de los países, ya que son instrumento que ayudan a minimizar los conflictos y generan la estabilidad que las administraciones de las naciones puedan aportarles a sus pueblos.

El presidente de la República DominicanaLuis Abinader, reconoce el valor de aquéllos, por lo que sigue explorando mercados internacionales con el objetivo de buscar vías que, a corto, medio o largo plazo, aporten a la ciudadanía quisqueyana, como de igual manera sumará a los Estados que pacten con la República Dominicana, debido a que estos tipos de convenios son ganar para ganar. Sin lugar a dudas, ningún país hará un trato que las previsiones solo les indiquen perdidas.

La actual administración dominicana, por el compromiso que tiene con su pueblo y, por consiguiente, asumiendo el deber de un gobernante productivo, no se ha limitado a la búsqueda de nuevas oportunidades que beneficien al país caribeño en diferentes entornos.

Uno de los hechos más reciente fue que los gobiernos de la República Dominicana y la República Cooperativa de Guyana, en presencia de los dos presidentes, Abinader y Mohamed Irfaan Alí, firmaron un Memorándum de Entendimiento (MdE) histórico, centrado en la cooperación en materia energética. Este acuerdo simboliza una elevación de las relaciones bilaterales entre las dos naciones, al brindar extensas oportunidades para la colaboración, particularmente en el sector de los hidrocarburos.

La cooperación puede abarcar la promoción de inversiones, la transferencia de tecnología, la investigación y el desarrollo y la capacitación de recursos humanos.

El Memorándum incorpora, pero no se limita al establecimiento de comercio bilateral en productos petroleros, la participación de las empresas de la República Dominicana en actividades de exploración y producción en Guyana. Asimismo, la colaboración en el sector del gas natural y la inversión de la República Dominicana en una refinería de crudo, con posibles acuerdos de toma de posesión para productos petroleros refinados aguas abajo.

Con esta actuación, el primer gobernante dominicano marcó un antes y un después en la historia de la República Dominicana, porque está dando paso a que el país caribeño no siga en la posición única de receptor de inversiones, sino que se puede fortalecer como un emisor.

Otra acción que certifica que el gobierno de la República Dominicana es un abanderado de trabajar en conjunto es que, el Ministerio de Trabajo de la República Dominicana y los Ministerios de Trabajo de Argentina, Portugal, Uruguay y Paraguay firmaron conjuntamente distintas cartas de intención para cooperación y asistencia técnica en materia laboral.

El presidente Abinader y su gabinete, con cada caso que trabaja en equipo despliega la capacidad de una mayor resistencia ante las adversidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí