Un hombre sostiene drogas sintéticas | Foto: Unsplash/Sharon McCutcheon

Según los datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) correspondientes a 2022, ese año se incautaron más de 800.000 kg de precursores químicos de drogas sintéticas en puertos de todo el mundo. Esta enorme cifra demuestra que el tráfico mundial de drogas sintéticas y los ingredientes utilizados para fabricarlas dependen en gran medida de los puertos de entrada legales y comerciales.

Con miles de contenedores que llegan diariamente, los funcionarios de control portuario constituyen una línea de defensa clave contra la proliferación de drogas sintéticas procedentes del exterior. 

Funcionarios portuarios en peligro

Sin embargo, las incautaciones de estas drogas no están exentas de riesgos para los funcionarios encargados de hacer cumplir las leyes al respecto. Dado que las drogas sintéticas como el fentanilo son entre 50 y 100 veces más potentes que la heroína o la morfina, su manipulación incorrecta puede tener resultados fatales para los agentes de primera línea.

«Ha habido situaciones en las que han muerto agentes porque abrieron un paquete como si fuera cocaína y resultó ser fentanilo», señala la oficial de ciencias forenses de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) en Costa Rica, Marcela Ruiz. 

Para hacer frente a este problema, la agencia ha reforzado la capacidad de las fuerzas del orden y de los expertos en control en los puertos internacionales mediante una formación práctica sobre identificación de drogas. Los participantes aprenden a manipular con seguridad y a utilizar equipos de protección personal adecuados, así como a deshacerse correctamente de las drogas sintéticas.

La ciencia al servicio de las decisiones estratégicas

La Estrategia sobre Drogas Sintéticas, que presenta un marco de actuación para hacer frente a este problema mundial, también aprovecha la innovación y la tecnología para poner respuestas basadas en datos científicos al alcance de las entidades encargadas de la aplicación de la ley y facilitar la cooperación en la lucha contra los estupefacientes entre los distintos organismos.

«La cooperación interinstitucional es esencial para que cada organismo pueda crear sinergias que permitan respuestas coordinadas y eficaces», explica Jorge Vargas, del Equipo de Control de Pasajeros y Fronteras de la ONUDD.

Al dar prioridad a la formación práctica, fomentar la cooperación entre organismos y utilizar tecnología de vanguardia, la Estrategia no sólo mejora la seguridad de los funcionarios encargados de la aplicación de la ley en los puertos internacionales, sino que también refuerza los esfuerzos mundiales para hacer frente al problema de las drogas sintéticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí