Un análisis realizado en San Finx a finales de agosto evidenciaba que los niveles de cadmio, sustancia tóxica y cancerígena, se situaban 78 veces por encima del nivel máximo que permite la legislación. Foto: Ecologistas en Acción

Activistas de Ecologistas en Acción han entrado en las dependencias de la Cámara Oficial Minera de Galicia, situada en A Coruña, con botellas de agua recogidas de los vertidos procedentes de las minas de San Finx y de Touro. Integrantes de la organización ecologista invitaron a los representantes del organismo a beber de las botellas después de que la Cámara minera asegurase en un comunicado «que es inocua para la salud humana y el ecosistema».

El personal de la Cámara rechazó la invitación. Un análisis realizado en San Finx a finales de agosto evidenciaba que los niveles de cadmio, sustancia tóxica y cancerígena, se situaban 78 veces por encima del nivel máximo que permite la legislación. Los valores de cobre superaban 48 veces el tope legal. En el caso de Touro, los valores que presentan los cauces próximos a la mina son todavía más elevados.

Con esta acción, Ecologistas en Acción pretende «poner en evidencia el papel nefasto que juega un organismo como la Cámara Oficial Minera de Galicia, al que la Xunta ha atribuido competencias públicas como la gestión del Censo Catastral Minero, a pesar de que centra sus esfuerzos en el lavado verde del sector minero, desplegando, en palabras de la organización ecologista, “un negacionismo absoluto frente a todos sus impactos ambientales”.

La organización señala que, en esta línea, el reciente comunicado de la Cámara Minera acusaba a la organización ecologista y a las cofradías de pescadores de transmitir “información imprecisa, sin ningún valor científico y con un sesgo ideológico antiminería”. Por el contrario, tanto las cofradías como Ecologistas en Acción han encargado informes técnicos independientes sobre las minas de San Finx y Touro, «en los que se evidencia que las propuestas de tratamiento y gestión de residuos puesta sobre la mesa por las empresas mineras son ineficaces. Así lo evidenciaron los informes elaborados por el prestigioso hidrólogo Steven H. Emerman en relación a los dos proyectos mineros».

Los ecologistas advierten de que tanto en San Finx como en Touro, «la puesta en marcha de las explotaciones causaría un enorme impacto ambiental, afectando, respectivamente, a las rías de Muros-Noia y Arousa, de las que dependen decenas de miles de puestos de trabajo directa o indirectamente dependientes de la pesca y marisqueo tradicionales. Frente a esto, proyectos mineros como el de San Finx apenas contemplan 12 puestos de trabajo».

Ana Díaz, portavoz de Ecologistas en Acción, ha declarado que «la Cámara Minera intenta ocultar los impactos de la mina de Lousame sobre la ría de Muros y Noia. Además defiende una explotación minera que no cuenta con un proyecto de explotación válido ni una evaluación de impacto ambiental. A cambio de subvenciones y convenios, están haciendo un lavado de cara a una Xunta de Galicia que tiene numerosos funcionarios y altos cargos imputados por las irregularidades de esta explotación minera”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí