La Comisión ha acogido con satisfacción el acuerdo provisional alcanzado entre el Parlamento Europeo y el Consejo sobre un nuevo Reglamento de la UE para reducir las emisiones de metano del sector energético en Europa y en nuestras cadenas de suministro globales . El metano es un potente gas de efecto invernadero, el segundo mayor contribuyente al cambio climático después del dióxido de carbono (CO2), y también es un potente contaminante del aire. Por lo tanto, el acuerdo es crucial para cumplir el Pacto Verde Europeo y reducir nuestras emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55 % de aquí a 2030. Obligará a la industria del gas fósil, el petróleo y el carbón a medir, monitorear, informar y verificar adecuadamente sus emisiones de metano de acuerdo con a los más altos estándares de monitoreo y tomar medidas para reducir el m. El acuerdo llega apenas unas semanas antes de la COP28, donde la UE continuará su compromiso con socios internacionales para reducir las emisiones de metano.

Reducir las emisiones de metano en la UE

El Reglamento tiene como objetivo detener la liberación evitable de metano a la atmósfera y minimizar las fugas de metano por parte de las empresas de energía fósil que operan en la UE. Requiere que los operadores informen periódicamente a las autoridades competentes sobre la cuantificación y medición de las emisiones de metano a nivel de fuente, incluidos los activos no operados; obliga a las empresas de petróleo y gas a realizar inspecciones periódicas de sus equipos para detectar y reparar fugas de metano en el territorio de la UE en plazos específicos; prohíbe el venteo y la quema rutinarios por parte de los sectores del petróleo y el gas y restringe el venteo y la quema no rutinarios a circunstancias inevitables, por ejemplo por razones de seguridad o en caso de mal funcionamiento del equipo; limita la ventilación de las minas de carbón térmico a partir de 2027, y entrarán en vigor condiciones más estrictas después de 2031; requiere que las empresas de los sectores del petróleo, el gas y el carbón realicen un inventario de activos cerrados, inactivos, taponados y abandonados , como pozos y minas, para controlar sus emisiones y adoptar un plan para mitigar estas emisiones lo antes posible.

Impulsar la transparencia y la acción sobre las emisiones de petróleo, gas y carbón importados

La UE importa una gran parte del petróleo, gas y carbón que consume. Este Reglamento también abordará las emisiones de metano relacionadas con estas importaciones. De este modo, establece una base de datos sobre transparencia del metano donde se pondrán a disposición del público los datos sobre las emisiones de metano reportadas por los importadores y operadores de la UE. Requiere que la Comisión establezca perfiles de desempeño de metano de países y empresas para permitir a los importadores tomar decisiones informadas sobre sus importaciones de energía.  

La Comisión también pondrá en marcha una herramienta de seguimiento de los emisores globales de metano y un mecanismo de alerta rápida para eventos superemisores, con información sobre la magnitud, recurrencia y ubicación de fuentes con altas emisiones de metano tanto dentro como fuera de la UE. Como parte de esta herramienta, la Comisión podrá solicitar información inmediata sobre las medidas adoptadas por los países afectados para abordar estas filtraciones.

A partir de enero de 2027, el Reglamento exige que los nuevos contratos de importación de petróleo, gas y carbón solo puedan celebrarse si los exportadores aplican las mismas obligaciones de seguimiento, información y verificación que los productores de la UE. El Reglamento establecerá una metodología de intensidad de metano y niveles máximos a alcanzar para nuevos contratos de petróleo, gas y carbón.

Estas nuevas obligaciones de transparencia para los socios internacionales informarán los diálogos bilaterales y multilaterales de la UE con los socios energéticos globales. Más de 150 países se han comprometido a reducir sus emisiones de metano al suscribirse al Compromiso Global de Metano con el objetivo de reducir las emisiones de metano en un 30% para 2030, y esta herramienta nos ayudará a trabajar con socios para lograr estos importantes objetivos.

El acuerdo provisional requiere ahora la adopción formal tanto del Parlamento Europeo como del Consejo. Una vez finalizado este proceso, la nueva legislación se publicará en el Diario Oficial de la Unión y entrará en vigor.

Una propuesta para lograr el Pacto Verde Europeo

El Reglamento de Metano de la UE para el sector energético se propuso en diciembre de 2021 como parte de las propuestas para lograr el  Pacto Verde Europeo. Esta es la primera legislación de la UE para frenar las nocivas emisiones de metano en el sector energético. La propuesta legislativa siguió la Estrategia de la UE sobre el Metano adoptada en 2020.

El metano es un poderoso gas de efecto invernadero, sólo superado por el dióxido de carbono en su contribución general al cambio climático y responsable de aproximadamente un tercio del calentamiento climático actual. El informe más reciente del IPCC destaca que los niveles de metano están en su punto más alto y muy por encima de los niveles de emisión compatibles con limitar el calentamiento al objetivo de 1,5°C del Acuerdo de París. Reducir las emisiones de metano es una de las formas más rápidas y efectivas de frenar el calentamiento global. Sin embargo, se necesitan datos precisos sobre las emisiones de metano a nivel de fuente de los países y la industria de todo el mundo para lograr un progreso significativo.

La UE lidera la acción internacional para abordar las emisiones de metano. Junto con los EE.UU., la UE lanzó el Compromiso Global sobre el Metano en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima COP26 en Glasgow en 2021. En la COP27 del año pasado, la UE, junto con los Estados Unidos, Japón, Canadá, Noruega, Singapur y el Reino Unido adoptaron una Declaración conjunta de importadores y exportadores de energía sobre la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de combustibles fósiles, comprometiéndose a tomar medidas rápidas para reducir las emisiones de metano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí