Caleta del Estacio. Foto: WWF/ANSE

La recuperación de la Caleta del Estacio constituye una de las acciones más urgentes y necesarias contempladas en el Marco de Actuaciones Prioritarias del Mar Menor. Después del informe favorable de la Dirección General de Medio Natural de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia al proyecto de restauración ambiental de la Caleta del Estacio, WWF y ANSE han  solicitado a la directora general para la Protección de la Costa y del Mar, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que proceda «a la tramitación urgente de las obras de restauración de Puerto Mayor para evitar una mayor degradación de la zona».

Las organizaciones señalan que «las tablestacas metálicas que configuran el perímetro interior del puerto se encuentran en un avanzado estado de deterioro, muchas de ellas rotas y oxidadas, y con grandes fragmentos o piezas enteras en el fondo marino. Esto hace muy costosa su retirada y suponen un riesgo para las personas y para la navegación y un notable impacto negativo para la vegetación sumergida. Por ello, urge su retirada siendo más sencilla durante los meses con menor presión turística y de visitas».

Por otra parte, observan «un crecimiento rápido y desmesurado de la vegetación invasora de acacia, que sigue extendiéndose y ocupando una superficie cada vez mayor de los arenales de la Caleta del Estacio». Frente a ello, las organizaciones solicitan actuar cuanto antes para evitar su expansión a costa de la vegetación autóctona, «lo que encarecería y dificultaría en el futuro la restauración de los arenales más interiores».

La experiencia de eliminación y control de las formaciones de acacia que ANSE desarrolla en la zona noreste de la Caleta del Estacio, a través del proyecto Resalar, muestra que la eliminación de esta especie invasora es posible, pero requiere de un gran esfuerzo y un seguimiento constante durante varios años.

Asimismo, consideran que se debe «restaurar la vegetación de diferentes especies amenazadas o en peligro, y reducir y modificar el uso de captadores de arena, debido a que buena parte de las zonas incluidas en el proyecto presentan arenales y dunas ya estabilizadas».

Por otra parte, la Caleta del Estacio sufre, principalmente en verano, una elevada presión de embarcaciones, que fondean en la misma orilla de la playa. Por ello, las organizaciones piden que, una vez finalicen las obras de restauración, se establezca «un campo de boyas que permita regular y controlar el fondeo para reducir el impacto en la vegetación sumergida y reducir el riesgo de accidentes».

Las organizaciones piden a la Administración que emprenda las acciones necesarias para que la empresa promotora del proyecto de puerto deportivo «Puerto Mayor» se haga cargo de los costes de la restauración y que este coste no repercuta exclusivamente en los presupuestos públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí