El juicio de Montana es el primero de sus características en todo el país. Foto: GETTY

Los demandantes, de edades comprendidas entre los 5 y los 22 años, han alegado que las políticas estatales a favor de los combustibles fósiles contribuyeron al cambio climático. Si bien otros jóvenes han presentado casos similares, este es el primero que llega a juicio.

Una cláusula de la constitución de hace 50 años que garantiza que «el estado y cada persona deben mantener y mejorar un medio ambiente limpio y saludable en Montana para las generaciones presentes y futuras», ha sido clave para la demanda dirigida contra una ley estatal de 2011 que ilegalizó que los análisis medioambientales tuvieran en consideración el impacto climático a la hora de decidir sobre nuevos proyectos, como centrales eléctricas.

La jueza Kathy Seeley ha considerado que «el proceso estatal de aprobación de permisos para combustibles fósiles es inconstitucional, ya que no evalúa los efectos de las emisiones de gases de efecto invernadero». Según Seeley, se ha demostrado que las emisiones de Montana y el cambio climático son un factor que causa repercusiones climáticas en el medio ambiente de todo el estado. «Los demandantes demostraron que, como niños y jóvenes, se ven desproporcionadamente perjudicados por la contaminación de los combustibles fósiles y las repercusiones climáticas».

Julia Olson, abogada principal de Our Children’s Trust, lo calificó como una «gran victoria para Montana, para la juventud, para la democracia y para nuestro clima». Y advirtió que «sin duda vendrán más sentencias como esta». Y es que no sería extraño que afloraran nuevos casos en países como Hawái, Utah, Alaska, Australia, Nueva Zelanda, Pakistán, Colombia o Uganda.

Durante el juicio los demandantes presentaron evidencias científicas de que las emisiones de dióxido de carbono contribuyen al aumento de las temperaturas y de los incendios forestales, lo que a perjudica su salud física y mental.

El peregrino argumento del estado consistió en afirmar que incluso si Montana dejara de producir dióxido de carbono, eso no detendría la aceleración del cambio climático, ya que otros estados y países siguen contribuyendo a las emisiones de combustibles fósiles.

Por su parte, Emily Flower, portavoz del fiscal general de Montana, Austin Knudsen, ha tachado la sentencia de «absurda».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí