En España, la anchura media de un coche nuevo vendido en 2020 fue de 180,2 centímetros, la tercera más ancha de Europa, después de Alemania y el Reino Unido | Foto: Joaquin Carfagna/Pexels

Los enormes vehículos utilitarios deportivos (SUV) son una plaga cada vez mayor en las ciudades, cada vez ocupan más espacio y representan un peligro para peatones y ciclistas, según un informe de la campaña Clean Cities. Las entidades que forman parte de la campaña, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción, reclaman medidas tales como el aumento de las tarifas del aparcamiento en las ciudades del Estado español.

La petición se produce mientras la población de París se prepara para votar sobre si el ayuntamiento de su ciudad debería aumentar las tarifas de estacionamiento para los SUV. El 4 de febrero, un referéndum histórico preguntará si las tarifas de aparcamiento deben modificarse en función del peso y el tamaño del vehículo.

El análisis de Transport&Environment, federación europea que forma parte de la campaña Clean Cities, muestra que el tamaño medio de los coches en la UE ha crecido medio centímetro al año durante los últimos 30 años. Esto significa que la mitad de los coches nuevos vendidos son demasiado anchos para las especificaciones mínimas para aparcar en la vía (normalmente alrededor de 180 centímetros) en muchos países.

En España, la anchura media de un coche nuevo vendido en 2020 fue de 180,2 centímetros, la tercera más ancha de Europa, después de Alemania y el Reino Unido.

La medida cuenta con respaldo social

El 17 de enero, la campaña Clean Cities publicó una encuesta realizada en París que mostraba que el 61 % de la gente pensaba que aumentar las tarifas de aparcamiento para los coches más grandes es lo correcto. A la pregunta «¿Cuál es el principal problema de los SUV en las ciudades?», el 75 % de las personas encuestadas respondieron «ocupan demasiado espacio2.

En el Reino Unido se han implementado propuestas similares para variar las tarifas de estacionamiento en función de las emisiones de los vehículos grandes (Greenwich, Lambeth, Islington y la City de Londres). También la ciudad de Lyon introdujo un sistema de permisos de aparcamiento que varían según el peso del vehículo.  Además, Tubinga (Alemania) cuenta con un sistema similar.

Carmen Duce, coordinadora de la campaña Clean Cities en España, indica que «las ciudades han sido invadidas por estos tanques, de casi dos toneladas de masa, y una altura que les hace peligrosísimos, especialmente para niñas y niños. Si bien hay que poner límite a todos los vehículos privados motorizados, por una cuestión de salud humana y del planeta, con este tipo de vehículos tenemos un problema añadido y es urgente actuar».

Por su parte, Dídac Navarro, portavoz de Ecologistas en Acción, señala que «estos vehículos requieren un mayor consumo energético para transportar la misma cantidad de personas que un turismo convencional. Por lo tanto, los SUV incrementan de manera innecesaria las emisiones de gases tóxicos y de efecto invernadero en las ciudades ya saturadas por la contaminación».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí