A raíz de las denuncias vecinales y la actuación de la Fiscalía, hace unos meses el Servicio de Industria de la Junta de Castilla y León también inició expediente sancionador por una infracción grave. Foto: Ecologistas en Acción

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 8 de Ponferrada ha llamado a declarar, en su condición de investigados, al alcalde de Oencia, Arsenio Pombo Ovide y al empresario que está detrás de la polémica cantera de pizarra «El Poltrón», en el monte comunal de Gestoso.

Tras numerosas denuncias de colectivos vecinales y ecologistas, la Fiscalía ha visto indicios de posibles delitos contra el medio ambiente y los recursos naturales, al constatar el equipo especializado del SEPRONA que «los residuos mineros han colmatado varios kilómetros de cauce». Esto ha ocurrido a poca distancia del Lugar de Importancia Comunitaria de Riberas del Río Sil y afluentes, y a tan solo 500 metros del Lugar de Importancia Comunitaria Os Ancares-Courel, ya en Galicia y con la consideración de Zona de Especial Protección para el oso pardo.

La explotación funcionó desde 2006. Carecía de proyecto de restauración, licencia de actividad y de obras, concesión de aprovechamiento de agua ni autorización de vertidos. Durante más de 15 años funcionó sin Autorización de Licencia Ambiental de ningún tipo, sin que el ayuntamiento paralizase su actividad.

Como consecuencia de la falta de control, la explotación ha ocupado completamente las cabeceras del río Gestoso y del rego Caborco de Mazales y sus residuos han alterado la red hidrológica superficial, llevando a la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil a incoar varios expedientes sancionadores.

A raíz de las denuncias vecinales y la actuación de la Fiscalía, hace unos meses el Servicio de Industria de la Junta de Castilla y León también inició expediente sancionador por una infracción grave derivada de la falta de mantenimiento y conservación de la explotación.

No es un caso aislado

Ecologistas en Acción alerta de que el caso de «El Poltrón» no es una excepción. La organización ecologista cita otros ejemplos como la pizarrera «Nano», situada a escasa distancia de la anterior y a tan solo 500 metros del núcleo de Arnado, que lleva más de 12 expedientes sancionadores de la Confederación Hidrográfica por vertido de residuos y otras infracciones, acumulando residuos mineros de forma ilegal en pleno LIC de Riberas del Río Sil. En este caso, la explotación se abandonó en 2020 sin ningún tipo de restauración.

Por otra parte, las canteras «Mesa de Reis» y «Texeiras» también se han autorizado sin una evaluación sobre sus impactos en Red Natura 2000, a pesar de estar a pocos metros del Lugar de Importancia Comunitaria Os Ancares-Courel, afectando en el primer caso a la Devesa do Cervo, en el Ayuntamiento de Quiroga, y en segundo al del Pico de Montouto, uno de los puntos más altos de la Serra do Courel a 1541 metros de altitud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí