Las energías renovables se han expandiendo, pero alcanzar los objetivos requiere de una fuerte inversión, algo que se complica especialmente en los países en vías de desarrollo

Un total de 116 países se ha comprometido a triplicar la capacidad de las energías renovables y a duplicar la eficiencia energética para 2030 durante la Cumbre del Clima (COP28), que se celebra en Dubái, Emiratos Árabes.

Así lo recoge la firma del Compromiso Mundial sobre Energías Renovables y Eficiencia Energética, con el que se pretende llegar, en menos de siete años, a los 11.000 gigavatios de capacidad renovable, y elevar el ritmo de mejora de la eficiencia energética del 2 al 4 % al año. «Esto  ayudará a que el mundo abandone el carbón», ha afirmado el presidente de Emiratos Árabes en la cumbre, Sultan al-Jaber, sobre el pacto, con el que se pretende ayudar a reducir los combustibles fósiles emisores de CO2 del sistema energético mundial para 2050.

Entre los firmantes se encuentran Estados Unidos, Reino Unido, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Japón, México, Nigeria y la Unión Europea, junto a estados miembro, como España, Francia, Portugal o Italia. Algunos como las islas Marshall piden ir más allá y que estos objetivos vayan acompañados de un acuerdo para eliminar los combustibles fósiles.

Rusia, China e India, ausentes

La UE y Emiratos Árabes abogan por incluir el compromiso en la decisión final de la cumbre para que sea un objetivo mundial, sin embargo, sería necesario el consenso de la mayor parte de los países. Esto aún parece complicado, ya que entre las ausencias destacan la de China, India o Rusia. Dichos países, aunque dicen mostrarse partidarios de aumentar las energías más limpias, no han respaldado el compromiso ante la reducción del uso de combustibles fósiles.

La UE defenderá también en la COP28 que lograr el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 grados requiere la eliminación progresiva  de los combustibles fósiles y un pico en su consumo ya en esta década. Para ello, aboga por el fin del uso de todos los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) en el sector de la energía antes de 2050. Para el resto de usos de los combustibles fósiles, como la aviación o el transporte por barco, la UE defiende que se sigan usando sólo cuando vayan acompañados de sistemas de captura y almacenamiento de CO2.

Las energías renovables se han expandiendo a lo largo del mundo en los últimos años, pero alcanzar los objetivos requiere de una fuerte inversión, algo que se complica especialmente en los países en vías de desarrollo. En África, por ejemplo, el continente ha recibido el 2% de las inversiones en renovables de las últimas dos décadas, según la Agencia Internacional de Energías Renovables. El fondo para compensar las pérdidas y daños causados por el cambio climático echa a andar en la cumbre de Dubái

Veinte países se compromenten a triplicar la energía nuclear

Otros 20 países han firmado una declaración para triplicar la capacidad de energía nuclear para 2050, algo que también ha sido defendido por Estados Unidos. La capacidad nuclear mundial asciende actualmente a 370 gigavatios, con 31 países tienen reactores.

«No estamos diciendo que la energía nuclear vaya a ser una alternativa radical a cualquier otra», pero «no se puede llegar a las cero emisiones neta en 2050 sin algo de energía nuclear, de la misma forma que no puedes llegar sin la captura, utilización y almacenamiento del carbono», ha dicho el enviado especial de Estados Unidos para el clima en una ceremonia de la COP28. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí