Aunque la explotación excesiva de las poblaciones de peces ha disminuido significativamente, la presión pesquera en el Mediterráneo y el Mar Negro todavía duplica el nivel considerado sostenible | Foto: FAO

Un informe de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM) de la Organización de Naciones Unidas para Alimentación y la Agricultura (FAO) presentado en el marco de la Cumbre del Clima COP28, señala que porcentaje de poblaciones de peces sobreexplotadas en el Mediterráneo y el Mar Negro ha caído por debajo del 60%, por primera vez, tras una tendencia decreciente que comenzó hace una década.

Si bien la sobrepesca sigue siendo una preocupación, el Informe sobre el estado de la pesca en el Mediterráneo y el Mar Negro 2023 (SoMFi 2023) registra una caída del 15% en esta cifra durante el último año, una mejora consistente con una reducción continua de la presión pesquera, que ha descendido un 31% desde 2012.

Este documento es la publicación emblemática de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM) de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Por primera vez, el informe de este año también incluye datos sobre el sector de la acuicultura marina de la región.

La pesca y la acuicultura marina generan ingresos superiores a los 20.000 millones de dólares

La CGPM, una organización regional de gestión pesquera, es responsable de la pesca de captura silvestre y la acuicultura marina y de aguas salobres en todo el Mediterráneo y el Mar Negro. La pesca y la acuicultura juntas produjeron casi 2 millones de toneladas de productos del mar en 2021, según muestran las cifras de SoMFi 2023. Económicamente, ambos desempeñaron un papel igualmente importante, generando ingresos de más de 20.000 millones de dólares y respaldando 700.000 puestos de trabajo a lo largo de la cadena de valor.

El secretario ejecutivo de la CGPM, Miguel Bernal, ha explicado que esta edición especial de SoMFi ofrece «una imagen completa de este sector vital, reforzando lo importante que es para los medios de vida, la seguridad alimentaria y la nutrición en nuestra región». También ha señalado que, desde la CGPM, han trabajado intensamente con los países y sus expertos para recopilar y agregar datos de la mejor calidad, «y esto es lo que hace de SoMFi una herramienta clave para apoyar la toma de decisiones y monitorear el progreso hacia el logro de una pesca y acuicultura sostenibles en el Mediterráneo y el Mar Negro»

Tendencias positivas en la pesca, pero el sector sigue bajo presión

Aunque la explotación excesiva de las poblaciones de peces ha disminuido significativamente, la presión pesquera en el Mediterráneo y el Mar Negro todavía duplica el nivel considerado sostenible. Sin embargo, el informe también demuestra que el continuo enfoque de la CGPM en ampliar los planes de gestión y las medidas técnicas y espaciales está teniendo resultados positivos para especies comerciales clave. Las poblaciones de merluza europea en el Mediterráneo, rodaballo en el Mar Negro y lenguado común en el Mar Adriático, todas cubiertas por planes de gestión específicos, han mostrado una sorprendente reducción de la sobrepesca. De hecho, algunas de estas especies ya han dado signos de recuperación de la biomasa.

Algunas poblaciones sujetas a planes de gestión muestran una reducción mayor que la media en la presión pesquera. Ejemplos notables incluyen una reducción del 77% para el lenguado común en el Mar Adriático, que ahora ha alcanzado tasas de explotación sostenibles, y una reducción del 73% para el rodaballo en el Mar Negro.

Guiada por su Estrategia 2030 e incorporando la visión de la FAO para la Transformación Azul , la CGPM implementa 10 planes de gestión plurianuales que involucran a casi 7.000 buques y protege especies sensibles y ecosistemas marinos vulnerables, incluidos los corales de aguas profundas, así como hábitats esenciales para los peces, como el desove y zonas de reproducción, con diez zonas restringidas para la pesca que cubren más de 1,75 millones de kilómetros cuadrados en el Mediterráneo y el Mar Negro.

En toda la región, las capturas siguen estando dominadas en gran medida por pequeños peces pelágicos, principalmente anchoa y sardina europeas. En el Mediterráneo, 55 especies representan el 90% de las capturas, mientras que en el Mar Negro sólo cinco especies representan la misma proporción.

Los niveles generales de producción de la pesca de captura se han mantenido estables en los últimos años, siendo Turquía, seguida de Italia y Túnez, los que generaron la mayor cantidad de desembarques.

Los buques de pequeña escala constituyen la gran mayoría de la flota pesquera y proporcionan más de la mitad del empleo total. Aunque sólo representan alrededor del 15% de las capturas, estos barcos generan casi el 30% de los ingresos totales.

La acuicultura es un sector en rápido crecimiento

SoMFi informa que, a diferencia de la pesca de captura, el sector de la acuicultura marina de la región está creciendo significativamente. La producción acuícola de aguas marinas y salobres casi se ha duplicado en la última década, aumentando hasta un 91,3%, y los ingresos también han aumentado un 74,5%.

Los tres principales métodos de producción utilizados en la región son las jaulas marinas, los estanques y el cultivo suspendido, mientras que las especies más cultivadas son la dorada, la lubina y el mejillón mediterráneo.

Turquía, Egipto y Grecia son, en este orden, los tres mayores productores regionales y juntos representan el 71% del volumen total.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí