En España, unas 30.000 muertes anuales se relacionan con la contaminación atmosférica. Foto: Ecologistas en Acción

La mala calidad del aire provoca en Europa entre 300.000 y 400.000 muertes cada año. En España, unas 30.000 muertes anuales se relacionan con la contaminación atmosférica. Ecologistas en Acción considera que estas dramáticas cifras deben provocar una reacción: “Urge tomar medidas para reducir la polución y mejorar la vida de las personas y de los ecosistemas”. Como la organización ecologista analiza en el Informe anual sobre la calidad del aire en España, la mala calidad del aire afecta a la salud de las personas y también a la salud ambiental de su entorno.

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó por unanimidad, en 2019, una resolución que invita a celebrar el 7 de septiembre como Día Internacional del Aire Limpio por un Cielo Azul, reconociendo la contaminación del aire «como el mayor riesgo ambiental para la salud humana y una de las principales causas evitables de muerte y enfermedad en todo el mundo». La resolución también advierte de que la contaminación del aire afecta desproporcionadamente a las mujeres, la infancia y las personas de edad avanzada.

Una herramienta obsoleta

La Directiva europea de Calidad del Aire aprobada en el año 2008 ha sido una herramienta que ha permitido impulsar medidas estatales, regionales y locales para mejorar la calidad del aire, y por tanto para preservar la salud y la vida, en estos últimos años. Sin embargo, tras la revisión de los límites de los contaminantes atmosféricos hecha pública por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2021, según Ecologistas en Acción, «esta directiva ha quedado obsoleta».

El texto propuesto a votación en el Parlamento Europeo, el próximo 13 de septiembre, «recoge buena parte de las recomendaciones de la OMS, rebaja los límites considerados seguros para muchos contaminantes y contempla también mejoras en el acceso a la información y la justicia por parte de la ciudadanía». Dicho texto fue aprobado en la Comisión de Medio Ambiente (ENVI) del Parlamento Europeo en junio de 2023, y ahora llega al Pleno.

Durante este otoño los Estados miembros deberán fijar su posición en el Consejo Europeo, «por lo que la presidencia española debería impulsar una postura también respetuosa con las recomendaciones de la OMS, que se discutirá durante los primeros meses del próximo año entre la Comisión, el Parlamento y el Consejo europeos, de cara a aprobar la nueva directiva de calidad del aire antes de las elecciones europeas de junio de 2024″, sugiere la organización.

Atención a problemas específicos del sur de Europa

Ecologistas en Acción forma parte de un amplio conjunto de organizaciones ambientales europeas que está demandando en este proceso una nueva directiva de calidad del aire ambiciosa, alineada con las recomendaciones de la OMS y que preste atención a problemas específicos del sur de Europa como la contaminación por ozono, los episodios de calima o el efecto de los incendios forestales, que el cambio climático no deja de agravar.

Por ello, la organización ambiental pide a los europarlamentarios españoles y al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico «que actúen con responsabilidad, apoyando una normativa de calidad del aire que garantice el derecho a un aire limpio y la salud de las personas y los ecosistemas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí