El proyecto «Conserva Aves» (“Conserve Birds”) es una colaboración innovadora entre BirdLife International y sus socios estadounidenses, National Audubon Society, American Bird Conservancy (ABC) y RedLAC, (la Red de Fondos Ambientales de América Latina y el Caribe) . El objetivo es ayudar a las naciones a cumplir sus compromisos internacionales sobre el clima y la biodiversidad y cerrar la brecha en la protección de áreas clave de biodiversidad. 

La donación de 12 millones de dólares a «Conserva Aves» apoyará a las comunidades locales y los pueblos indígenas para establecer y fortalecer de 30 a 40 nuevos sitios protegidos críticos, en un total de 450 a 600.000 hectáreas, para las especies de aves migratorias y amenazadas en los Andes tropicales, principalmente en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú para 2027. Estos bosques y praderas contienen una de las mayores biodiversidades de la Tierra y proporcionan hogares de invierno para muchas aves que pasan el verano en América del Norte, como las currucas, las tangaras, los picudos y los playeros. «Conserva Aves» también desarrollará oportunidades de sustento sensibles a la naturaleza para las personas que viven en estas áreas y sus alrededores.

«Esta inversión histórica muestra que Bezos Earth Fund comparte nuestra determinación de colocar a la naturaleza en el centro de la atención frente a las emergencias existentes de la biodiversidad y el clima. Nuestra red global de 117 socios está equipada de manera única para proporcionar acciones de conservación en territorio y credibilidad científica, junto con nuestros otros colaboradores, para escalar rápidamente acciones concretas para salvar el planeta. El apoyo del Bezos Earth Fund a la iniciativa Conserva Aves es apasionante y profundamente apreciado. Como ecuatoriana, para mí es muy importante abordar los problemas más urgentes que enfrentan las aves amenazadas y la biodiversidad en los Andes tropicales», explica Patricia Zurita, directora ejecutiva de BirdLife.

Por su parte, Natalia Arango, Directora Ejecutiva de Fondo Acción, miembro de RedLac en Colombia, mantiene que «los fondos fiduciarios ambientales (ETFs por sus siglas en inglés) de REDLAC, socios de Conserva Aves, han movilizado recursos para la conservación de la biodiversidad durante décadas, con una participación significativa en promover y facilitar la creación y el financiamiento sostenible de áreas de conservación nacionales y locales en importantes puntos críticos de biodiversidad. Al hacerlo, hemos colaborado con las autoridades ambientales y miles de ONG locales y organizaciones de base, que juntos hacen que la conservación sea una realidad en
territorio. El apoyo de Bezos Earth Fund a Conserva Aves no solo nos permitirá aumentar los refugios para importantes especies de aves, mejorar los medios de vida de las comunidades locales, sino que también promoverá la coordinación regional de organizaciones sudamericanas como los fondos fiduciarios ambientales, para trabajar más allá de las fronteras, al igual que lo hacen las aves a lo largo de sus rutas migratorias».

Los Andes tropicales son considerados la región con mayor biodiversidad del mundo. Si bien cubren menos del 1% de la superficie terrestre del mundo, albergan casi una sexta parte de todas las especies de plantas del planeta y más especies de anfibios, aves y mamíferos que cualquier otra área equivalente.

La conversión y degradación del hábitat a gran escala, junto con la alarmante pérdida de biodiversidad, están avanzando rápidamente en toda América Latina. Las áreas protegidas, como parte de los enfoques terrestres y marinos, son una estrategia probada para salvaguardar la biodiversidad, mitigar el cambio climático, mejorar la seguridad hídrica y apoyar la adaptación comunitaria al cambio climático a través de soluciones basadas en la naturaleza. «Conserva Aves» contribuirá a los compromisos nacionales acordados en las Convenciones de la Biodiversidad y el Clima.

«Conserva Aves» aporta una perspectiva única a la conservación de la biodiversidad endémica y amenazada al integrar prioridades para las aves migratorias, muchas de las cuales se encuentran en grave declive. Al centrarse en la conservación de las aves migratorias, los socios de Conserva Aves aumentan la conectividad del hábitat, beneficiando a una variedad de otras especies. Además, al enfocarse en las especies de aves reproductoras de América del Norte que dependen de la región de los Andes tropicales en la mayor parte de sus ciclos de vida, se incentiva el apoyo de una diversa gama de actores internacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí