Consecuencia de la proliferación del alga es la aparición de grandes acúmulos de biomasa de la especie, arribazones que se acumulan en las playas donde llegan desplazados por las corrientes o el oleaje. Foto: Ecologistas en Acción

Es más probable que el alga asiática colonice toda la costa española, a excepción del Cantábrico, antes de que PP y VOX se pongan de acuerdo. Lo han vuelto a demostrar en el Parlamento de Andalucía. Esta vez quien ha salido mal parada del intento de hallar una solución al problema que representa esta especie invasora es la diputada del Grupo Parlamentario VOX y portavoz en la comisión de Medio Ambiente, Purificación Fernández, que ha terminado por denunciar la “falta de voluntad política demostrada por el PP, partido que sostiene el Gobierno de Moreno Bonilla en la Junta, para buscar soluciones ante las graves consecuencias económicas y medioambientales que está generando la invasión del alga asiática en nuestras costas”.

Fernández ha mostrado su sorpresa por el rechazo de los populares a “reducir la burocracia para favorecer la concesión de autorización para el tratamiento de los residuos marinos llegados a las costas de nuestra región”, uno de los tres puntos incluidos una Proposición No de Ley de VOX.

“Al PP se le llena la boca hablando de reciclaje y de economía azul, pero cuando se le traen propuestas en ese sentido las rechazan”, denuncia la parlamentaria, quien recuerda que con estas algas “se podrían obtener desde abonos mediante diferentes técnicas de compostaje, hasta biogás, pasando por productos cosméticos o sustitutivos del plástico”.

La diputada ha lamentado, igualmente, que el PP también se haya opuesto a “alcanzar una solución, junto a las administraciones involucradas, que asegure el cuidado del patrimonio natural y la defensa de los pescadores”, una postura, ha afirmado, que “demuestra la soberbia y el verdadero talante del Gobierno de Moreno Bonilla, muy alejado de la moderación y el diálogo que nos venden cuando tienen un micrófono delante”.

Los graves problemas que está generando la invasión del alga asiática en las costas andaluzas “vuelve a demostrar las ineficiencias del sistema autonómico”, denuncia Fernández, pues “tenemos un problema que está afectando a los españoles, a su forma de vida, ya sea el turismo o la pesca, y ni el Gobierno de la Nación ni el regional es capaz de solucionar el problema, o al menos, aliviar los inconvenientes que está causando”.

Fernández, ha celebrado la línea de ayudas para los pescadores anunciada por la Consejería ante las graves pérdidas que esta generando la aparición de esta alga, aunque “consideramos absolutamente insuficiente la línea de 2,5 millones que va a ofrecer la Junta”.

“El alga asiática invasora ha hecho desparecer una de cada tres embarcaciones dedicadas a la pesca artesanal en el Estrecho, concentrada en los puertos de Algeciras, Tarifa, Barbate y Conil”, ha denunciado Fernández, quien ha exigido al Gobierno de Moreno Bonilla que “antes que campañas y publicidad institucionales los pescadores necesitan protección ante los ataques de Gibraltar, defensa ante los ataques de la Unión Europea y cuidado de los mares”.

Aprobada la propuesta de VOX para crear una «red de alerta temprana»

El único punto que ha salido adelanta de la PNL presentada por VOX ha sido el diseño e implementación de “una red de alerta temprana en las zonas más susceptibles de ser invadidas” por esta alga, “mediante drones y redes que paralicen su llegada”.

Esta red de alerta permitiría, como ha explicado Fernández, “la detección temprana de la especie en nuevos puntos de distribución, y a la vez de establecer herramientas que permitan una rápida y eficiente coordinación para una adecuada y rápida intervención, que minimice el impacto de la especie”, por lo que “tendría que estar en coordinación con una respuesta de emergencia”.

Año 2016, Estrecho de Gibraltar

El alga fue detectada en 2016 en zonas del Estrecho de Gibraltar y desde entonces no ha dejado de expandirse en el litoral andaluz de Cádiz y Málaga y, en menor medida, de Huelva, Granada y Almería, así como en las costas marroquíes mediterráneas y atlánticas.

Según la «Estrategia de control del alga Rugulopteryx okamurae», publicada por el Ministerio de Transición Ecológica (MITECO) en julio de 2022, «la práctica totalidad de las costas peninsulares ofrecen condiciones apropiadas para la especie a excepción de las del Cantábrico».

La llegada del alga se considera no intencionada y está asociada a las aguas de lastre de los buques y navíos, y a los cultivos marinos, fundamentalmente de ostras, sin descartar otras vías como corrientes marinas superficiales o profundas.

Originalmente este alga procede de las costas de China, Corea, Japón, Taiwán y Filipinas. En su hábitat nativo R. okamurae se desarrolla en fondos rocosos, con poblaciones someras entre 0 y 7 metros de profundidad, llegando hasta los 35 metros. En las poblaciones introducidas su rango batimétrico oscila desde cubetas de la misma playa a profundidades mayores de 50 metros en las poblaciones del Estrecho de Gibraltar.

Se puede reproducir de todas las maneras posibles

La reproducción del alga es tremendamente eficaz y tiene lugar por mecanismos sexuales (gametos), asexuales (esporas) y vegetativos (formación de propágulos). Es decir, si lo necesita, se reproduce de todas las maneras posibles. El seguimiento anual de poblaciones del Estrecho de Gibraltar indica que las altas temperaturas favorecen la reproducción vegetativa y el incremento de esporas. En la perspectiva de cambio climático que vivimos, el alga se incrementará en las costas si no se interviene urgentemente.

Esta elevada capacidad reproductora explica que, en los fondos invadidos, compita de manera efectiva con las especies autóctonas, como las de algas fotófilas, fondos de coralígenos o praderas de fanerógamas marinas. El impacto ambiental que está produciendo en los fondos marinos españoles no tiene precedente. Exhibe una capacidad competitiva y de colonización extraordinaria con un incremento de biomasa desmesurado, sin precedentes y nada comparable respecto a invasiones anteriores.

Impacto económico para los pescadores

Igualmente, lleva más de 7 años afectando al sector pesquero, ya que pescadores de las zonas invadidas extraen en sus redes de arrastre y trasmallos grandes cantidades de algas, y sufren importantes impactos económicos por disminución de capturas, daños en las artes de pesca e inversión de tiempo y recursos en la limpieza de los equipos infectados por el alga.

Y otra consecuencia de la proliferación del alga es la aparición de grandes acúmulos de biomasa de la especie, arribazones que se acumulan en las playas donde llegan desplazados por las corrientes o el oleaje. Estos arribazones llegan a tener grandes dimensiones, impidiendo el tránsito de personas en las playas y produciendo olores a putrefacción incrementados con las temperaturas veraniegas.

Por todos estos impactos, el alga invasora fue incluida a finales de 2020 en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, regulado por el Real Decreto 630/2013. También con fecha de 13 de julio de 2022 ha sido incluida en la Lista de Especies Exóticas invasoras preocupantes para la Unión Europea, por lo que su gestión queda regulada por el Reglamento (UE) Nº 1143/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de octubre de 2014, y el Reglamento de Ejecución (UE) 2016/145 de la Comisión, de 4 de febrero de 2016.

Desde Ecologistas en Acción consideran que «es urgente que las distintas administraciones implicadas trabajen unidas y con urgencia en aplicación de la estrategia de control del alga, así como en la búsqueda de utilidad para toda la biomasa que producen» mientras permanezca en nuestras costas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí