José Ignacio Goirigolzarri: “Tenemos que empezar a hablar de sectores concretos y de medidas para ellos”

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha hecho un repaso de las actuaciones que se han tomado hasta ahora para paliar los efectos de la crisis derivada de la expansión de la COVID-19 y se ha mostrado partidario de pasar a una segunda fase centrada en sectores concretos y en medidas específicas para que puedan salir adelante.

“Hemos tenido una primera fase en la que, desde el punto de vista económico, las decisiones han ido en la buena dirección. Pongo como ejemplo los avales del ICO. Se está haciendo bien la relación entre el mundo privado, la banca, y el mundo oficial, el ICO. Tenemos que pasar a una segunda fase en la que, en lugar de hablar de cuestiones macro, tenemos que hablar de cuestiones micro, de sectores concretos y medidas para ellos”, ha señalado.

Durante una entrevista concedida a Antena 3, el presidente de Bankia ha precisado que tras esta segunda fase llegaría una tercera en la que será necesario prepararse psicológicamente, “hacer de la necesidad virtud”, y dar un salto cualitativo en la economía.

En este sentido, insiste en la importancia de pensar que toda crisis genera oportunidades. “Esta crisis también nos tiene que preparar psicológicamente para fortalecer debilidades que, sin ninguna duda, existen en la economía”, ha añadido.

Respecto a la derogación de la reforma laboral, Goirigolzarri ha puesto en valor el diálogo social y ha recordado que los empresarios y los sindicatos han demostrado que tienen una capacidad de negociación “francamente notable”. “Tenemos que dejar discutir a los que saben de esto: los representantes de los trabajadores y de los empresarios. Ellos, con el diálogo social, han demostrados en el pasado que tienen una gran capacidad de llegar a acuerdos. Dejémosles trabajar. Zapatero a tus zapatos”, ha afirmado.

El presidente de Bankia ha recordado que la reforma laboral ha supuesto la creación de 3,5 millones de puestos de trabajo desde 2013, así como la aparición de la figura de los ERTE, a los que se están acogiendo 3,5 millones de trabajadores a día de hoy.

“¿Es perfectible? Sí, como todo en esta vida, pero me parece que no toca hacer una enmienda a la totalidad y mucho menos en unos momentos tan delicados como los actuales”, ha indicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí