Iberdrola ha lanzado un plan de inversión histórico de 47.000 millones de euros entre 2023 y 2025

Iberdrola ha finalizado la construcción de su primera planta fotovoltaica en la Región de Murcia y ya está comenzando los trabajos de puesta en marcha. La instalación, denominada FV Peñarrubia y ubicada entre Yecla Jumilla, cuenta con una potencia de 50 megavatios (MW) que permitirá producir energía limpia para abastecer a más de 25.000 hogares al año.

El proyecto fotovoltaico, que ha supuesto una inversión cercana a los 30 millones de euros, está compuesto por más de 90.000 módulos fotovoltaicos que generarán más de 86.000 megavatios hora al año y contribuirá a evitar la emisión de 15.000 toneladas de CO2.

La construcción de la instalación 100% renovable ha supuesto una dinamización para el tejido empresarial local y comarcal ya que ha sido necesaria la contratación de hasta 250 operarios en periodos punta de trabajo, la mayoría de ellos de la zona. Además, también se ha contado con proveedores nacionales como Gonvarri e Ingeteam (País Vasco), Omexon (Andalucía) o Tecinsa (Castilla-La Mancha), lo que ha supuesto el desarrollo económico de la región de Murcia y a nivel nacional.

Esta instalación es la primera en construirse de la operación firmada por Iberdrola el pasado mes de enero con el fondo soberano de Noruega, Norges Bank, para convertir en una cartera de 1.265 MW eólicos y fotovoltaicos en España.

Conservación del medio ambiente

Iberdrola promueve las energías renovables como motor de desarrollo de las zonas en las que se implantan y tiene plenamente integradas en su estrategia la conservación de la biodiversidad biológica de los ecosistemas, con lo que demuestra que el suministro de energía competitiva, limpia y sostenible puede convivir de manera eficaz con el equilibrio del medio ambiente.

Por ello, la compañía está implementando una serie de medidas medioambientales con el fin de fomentar el hábitat estepario y sus especies autóctonas que incluyen la construcción de vivares y refugios en las proximidades de la planta para favorecer al conejo, que es la principal especie presa para las aves rapaces de la zona, la adecuación de una antigua casa de labor como primillar para favorecer al cernícalo y la creación de cinco majanos de piedra con instalación de cajas nido en su interior para favorecer la nidificación de ejemplares de mochuelo u otro tipo de ave.

También se van a fomentar en los alrededores las prácticas agrícolas compatibles con el alcaraván común o el aguilucho, que consistirán en cultivos de leguminosas, cereales y barbechos, que rotarán cada dos o tres años, y las instalaciones de la planta quedarán integradas en el entorno mediante corredores biológicos formados por especies vegetales autóctonas, que se interconectarán con el territorio para favorecer el desplazamiento de la fauna.

Apuesta por la sostenibilidad

La compañía lleva dos décadas liderando la transición energética, actuando como agente tractor clave en la transformación del tejido industrial, la economía y el empleo. Para ello, Iberdrola ha lanzado un plan de inversión histórico de 47.000 millones de euros entre 2023 y 2025, con el que pretende incrementar su capacidad renovable, sus redes inteligentes y aprovechar las oportunidades de la revolución energética que afrontan las principales economías del mundo.

En España, las inversiones a 2025 ascienden a 6.000 millones de euros, destinadas principalmente al despliegue de renovables y redes eléctricas inteligentes. En la actualidad, Iberdrola reafirma su apuesta con la transición energética en España como líder en energías renovables, con alrededor de 20.000 MW renovables en el país.

Tras inversiones de 140.000 millones de euros en los últimos veinte años, el grupo es líder en energía renovable con más de 41.000 MW instalados en el mundo; un volumen que convierte a su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí