El «Plan de la Fresa» fue aprobado en 2014, tras años de discusión y debate técnico, por la mayoría de los miembros del Consejo de Participación de Doñana y con el acuerdo expreso de los gobiernos de Mariano Rajoy y Susana Díaz. Foto: WWF

La organización WWF ha salido al paso de las declaraciones realizadas por el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández Pacheco, de cambiar el Plan especial de Ordenación de los Regadíos de la Corona Forestal de Doñana , más conocido como «Plan de la Fresa». Por ello, ha exigido al gobierno de Moreno Bonilla que «entierre esta propuesta irresponsable de modificar el Plan de la Fresa y retome la senda del consenso en la protección de Doñana»

WWF rechaza «tajantemente» esta propuesta. Pocos días después de la aprobación del «Acuerdo por Doñana» entre la Junta de Andalucía y el Gobierno de España, considera que «el consejero abre una brecha con esta iniciativa que pone en cuestión la credibilidad del compromiso público alcanzado».

El  «Plan de la Fresa» fue aprobado en 2014, tras años de discusión y debate técnico, por la mayoría de los miembros del Consejo de Participación de Doñana y con el acuerdo expreso de los gobiernos de Mariano Rajoy y Susana Díaz.

Para WWF, este Plan es una pieza clave y marcó un hito al ordenar finalmente el territorio en Doñanay establecer los límites donde no se permiten nuevos cultivos de fresas y otros regadíos. Ejecutar este Plan, en su actual redacción, creen que «es la garantía ante organismos como la Comisión Europea» para dar cumplimiento a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea contra España por el estado crítico en que se encuentra Doñana y para los supermercados europeos, que analizan su cartografía y seguimiento por la gran preocupación de sus consumidores sobre la protección de Doñana y su cumplimiento es una de las principales recomendaciones de la UNESCO. 

Cabe recordar que el Plan tuvo un periodo de más siete años de participación pública y un extraordinario esfuerzo por parte de los servicios técnicos de la Junta de la Andalucía, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y otros organismos oficiales por lo que la afirmación del Consejero de que «el Plan de 2014 está mal hecho», supone para WWF «una grave irresponsabilidad que sólo contribuye a crear más confusión en los mercados y caos entre los agricultores de Doñana».

Este cambio en el «Plan de la Fresa» anunciado por el Consejero, según la organización, «es una de las demandas principales del lobby de agricultores ilegales cuyas parcelas no fueron incluidas en la cartografía de suelos regables ya que no cumplían los criterios y normativas, como han concluido numerosas sentencias e informes técnicos al respecto».

Por eso, para WWF «no existe en absoluto una situación injusta con las familias, que ahora van a tener una opción», como afirma la Junta de Andalucía. Dice la organización que «la realidad es que este intento de modificación del Plan de la Fresas solo responde al interés de este pequeño grupo de presión que no contentos con obtener enormes beneficios económicos en el Acuerdo por Doñana, pretenden ahora además adaptar la normativa a su antojo y medida».

Lamenta, igualmente, que la Junta de Andalucía «siga defendiendo los intereses de este lobby de presión a costa de poner en peligro el orden y la imagen de todo el sector de la fresa en Doñana«, y pide al gobierno andaluz «que dé marcha atrás en este plan», y retome el consenso en la protección de Doñana, a la que se ha comprometido públicamente el presidente Moreno Bonilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí