Puerto de Santoña, Cantabria. Foto: Juan Carlos Ruiz

Casi 9.000 buques y 30.000 personas dedicadas directamente al mar conforman la flota pesquera española. Ahora, el impacto del precio de los combustibles, como consecuencia de la invasión rusa a Ucrania, lleva a la paralización del sector. “Estamos en unos precios que son inasumibles para el sector pesquero. Hay que tomar medidas. Ya vamos muy tarde. Llevamos tres semanas yendo a la mar y teniendo que pagar por ir a la mar, y eso no se puede permitir. De hecho, muchos barcos ya han parado y siguen parando. La situación no es que sea preocupante, sino límite”, explica José Basilio Otero, presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores.

Los representantes de los pescadores han mantenido hoy una reunión con la Secretaria General de Pesca, Alicia Villauriz. Al término de la misma han anunciado un encuentro, la próxima semana, con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que venían demandando hace días y que, de no producirse, les abocaría a un paro previsto inicialmente para el próximo lunes.

Según Otero, «en estos momentos, en el Mediterráneo, hay barcos que están en parada biológica. Otros están haciendo la veda. También hay barcos de artes menores que están trabajando con normalidad. En el norte estamos empezando la campaña de caballa ahora y en el Golfo de Cádiz están con la campaña de anchoa», razones por las que esta crisis energética llega en un momento complicado que, «a pesar de que son campañas fuertes, nos da pérdidas. Y eso da una idea de que si la situación fuese otra, estaríamos parados hace tiempo. Ni aún así, están los barcos parados. Todos días van a la lonja de algún puerto y es porque han acabado el gasoil. Igual han repostado hace un mes a un precio y ahora en cuanto tienen que rellenar tanques, no rellenan”. 

El gasto de gasoil en cifras

El sector pesquero factura al mes por encina de los 100 millones de euros. El gasto mensual en gasoil para los buques representa entre un 20% y un 40%, dependiendo de la flota. «Eso, cuando está a precios normales. Hablamos de 0,40 o 0,50 céntimos de euro. En enero de 2021 estábamos a 0,36 el litro. En Enero de este año estábamos a 0,56. La semana pasada estaba a 1,10. Si a 0,40 representa entre el 20% y el 30%, a 1,10 representa entre el 70% y el 80%. Y esto es inviable», comenta. 

Soluciones realistas

Quieren plantearle al Gobierno «la necesidad de las ayudas del Estado», pero también la exención de tasas portuarias, «un asunto en el que hay que trabajar con Puertos del Estado y los puertos autonómicos, porque en todas las comunidades autónomas hay puertos de interés general y puertos de interés autonómico». El tercer punto de las reivindicaciones de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores es la «exención de pagos a la Seguridad Social mientras esta situación dure. Hay un dato y es que los pagos a la Seguridad Social de todos los trabajadores de España son 15 millones de euros al mes», añade Otero. 

Insiste en que las ayudas son urgentes, pero «no nos valen ayudas urgentes europeas como se hizo cuando el COVID-19 que la Unión Europea decía que estaba batiendo el récord de gestión, y tardaron un año en llegar. Y eso ahora no nos sirve. No podemos esperar un año dando pérdidas». 

Paro en el transporte

El paro indefinido de transportistas por el encarecimiento del combustible convocado por la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, también afecta a armadores y pescadores. «Hay mucho pescado que se mueve de la zona. Y en el norte, por ejemplo, en Burela y Celeiro, que son lonjas importantes de pescado ya han suspendido ventas hoy y mañana, seguramente también porque ya han parado los camiones. Nos afecta mucho porque de los 70 millones que factura la lonja de Burela y Celeiro una cifra parecida, el 90% va a Mercamadrid, Mercavalencia, enviamos pescado a toda España».

Mientras, siguen recibiendo comunicación de algunas empresas de transporte de pescado que no habían detenido su actividad y, en cambio, «van a parar porque han sufrido disturbios y problemas con camiones, y no van a arriesgar la vida de sus familiares, lógicamente”, concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí