«La Agenda Común para el Reto Demográfico exige buscar acuerdos y alinear recursos entre todas las administraciones», ha destacado la vicepresidenta. «Con este reparto de fondos, cada administración autonómica tendrá la oportunidad de poner en marcha un proyecto que sea significativo para la transformación territorial y la reversión de la despoblación, desde su realidad demográfica, económica y social, y desde sus prioridades de gobierno, pero a partir de objetivos compartidos», ha trasladado a las comunidades autónomas (CCAA), a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), presentes en la reunión.

Los proyectos presentados deberán destacarse por su carácter singular, la relevancia de su ámbito geográfico, su ajuste a las condiciones socioeconómicas y su capacidad de innovación. En este sentido, se tendrá en cuenta el valor demostrativo de estos proyectos a la hora de abordar problemas concretos y su capacidad de ser replicables y escalables. Dentro de la diversidad de las iniciativas presentadas, será básico el papel de la Comisión Sectorial en el seguimiento y control de las actuaciones que se llevarán a cabo.

«En este tiempo hemos identificado las brechas de desigualdad y consensuado las grandes líneas de acción. Ahora tenemos que actuar, ir a lo concreto, poner en marcha proyectos hasta en el último de nuestros pueblos que permitan la transformación estructural de nuestro país», ha destacado la vicepresidenta.

Avances de las medidas del «Plan 130»

Durante la Conferencia Sectorial, Teresa Ribera también ha puesto en conocimiento el grado de despliegue del Plan de 130 medidas ante el Reto Demográfico. En concreto, ya se han iniciado el 77% de las medidas y el 50% presenta avances significativos. Esto significa, en términos de recursos, que en 2021 se ha movilizado un tercio del presupuesto global previsto para el Plan, algo más de 3.000 millones de euros.

Entre las actuaciones ya desplegadas por parte del MITECO, destaca el Programa de Regeneración de Reto Demográfico, con la puesta en marcha de las convocatorias de PREE 5.000, dotada con 250 millones de euros iniciales para la rehabilitación energética de edificios, y DUS 5.000, dirigida al desarrollo de proyectos de energía limpia en municipios pequeños o en riesgo de despoblación. Precisamente hoy se ha abierto la convocatoria de DUS 5.000. En el caso de PREE 5.000, se han lanzado ya las convocatorias en Andalucía, Asturias, Castilla-La Mancha, Galicia y País Vasco.

También cabe señalar las ayudas a saneamiento y depuración para municipios de menos de 5.000 habitantes, así como las ayudas destinadas a la mejora de redes de abastecimiento en municipios de menos de 20.000 habitantes. Cada una de estas líneas de ayudas suponen una inversión de 100 millones de euros.

Desde otros departamentos ministeriales, también se ha avanzado en otros programas de gran importancia para el reto demográfico. Entre ellos, el Programa de Universalización de las Infraestructuras Digitales para la Cohesión (UNICO), que ha puesto en marcha una convocatoria de 250 millones de euros, el mayor presupuesto anual de la historia en esta materia. Esta inversión permitirá extender la cobertura de banda ancha ultrarrápida al 95% de la población, lo que beneficiará a 1,27 millones de hogares y empresas en más de 4.516 municipios, la mayoría ubicadas hasta ahora en «zonas blancas» o sin cobertura.

El Programa de Sostenibilidad Turística en Destinos supone otro avance significativo en la agenda de reto demográfico, tanto a través de la convocatoria ordinaria, en la que se han aprobado 23 Planes de Sostenibilidad, la mayor parte de ellos en zonas rurales, como de la convocatoria extraordinaria, que supone una inversión de más de 600 millones de euros y cuya resolución se espera antes de final de año.

Una política transversal con más de 4.200 millones

«El Plan 130 está en marcha, pero 2022 es un año clave para acelerar su desarrollo, tal y como se refleja en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que estamos tramitando», ha destacado la vicepresidenta Teresa Ribera.

Por un lado, el presupuesto dedicado a la Secretaría General para el Reto Demográfico prácticamente se triplica, hasta los 55,7 millones de euros, lo que permitirá crear el Fondo para la Cohesión y la Transformación Territorial, dotado con 28,7 millones de euros, y facilitar la concesión de subvenciones para la financiación de proyectos innovadores, con una convocatoria de 16,1 millones de euros.

El conjunto de los PGE de 2022, por otro lado, evidencia la prioridad que supone el reto demográfico en la acción de Gobierno: más de 4.200 millones de euros se orientan de forma precisa al desarrollo del Plan de 130 medidas frente al Reto Demográfico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí