República Dominicana, desde que asumió la Presidencia Luis Abinader, ha avanzado en todos los ámbitos debido al grado de conciencia, transparencia, sensatez y valor humano del presidente dominicano. Desde la reactivación positiva de la economía y del turismo, hasta el aumento de las exportaciones, las ayudas sociales a los más necesitados y la persistente tarea de combatir la corrupción y preservar el medioambiente, son algunos de los puntos esenciales de la actual gestión del país caribeño.

El medioambiente es uno de los puntos claves que en la actualidad más preocupan tanto a gobiernos como a la ciudadanía de prácticamente todo el mundo y muchos de los objetivos de crecimiento de las distintas sociedades están ya basadas en políticas sostenibles que buscan el cumplimiento de las cuotas de carbono hasta llegar al tan ansiado cero neto. Además, las grandes multinacionales y los grandes fondos valoran mucho las políticas medioambientales a la hora de decidir invertir en un país u otro. Esta es una de las razones, además de por su conciencia de respeto al medioambiente, por las que el mandatario dominicano se ha interesado tanto en trabajar para lograr resguardar el ecosistema.

En materia medioambiental, en apenas casi dos años de la administración de Abinader se está produciendo una revolución y en la República Dominicana se han intervenido más de 11 vertederos acción que aportan muy significativamente a la convivencia sana del país y de todo el planeta, y también se han puesto en marcha en diferentes áreas de la nación tres estaciones de pesajes de residuos sólidos.

Respetar el medio ambiente es invertir para toda la vida. Por eso es una tarea que cada Jefe de Estado debe colocar en su agenda como tema fundamental. Así lo está haciendo Abinader que, a diferencia del anterior gobierno de Danilo Medina, dirigente del PLD, ha aumentado de modo relevante el presupuesto destinado a la preservación del medio ambiente y de las aguas subterráneas.

Fuente: Presidencia de la República Dominicana.

El desarrollo de las sociedades modernas se alcanza cuando su presidente aplica medidas necesarias e invierte de manera certera en las problemáticas que aquejan a la nación y, por supuesto, aun más cuando su vocación de servicio lo hace ver más allá y toma en cuenta aquello que en lo adelante le dará a cada ciudadano mejor calidad de vida. Por ello, Abinader ha aumentado el presupuesto del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA), de 36,67 millones de dólares (2.000 millones de pesos dominicanos) a 201,72 millones de dólares (11.000 millones de pesos) para ser invertido en obras que protejan el hábitat de todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí