Bankia Mapfre Vida, compañía de seguros participada por Mapfre y Bankia, devolverá a los autónomos clientes de Bankia las cuotas del seguro de accidentes correspondientes a los meses más estrictos de confinamiento en la lucha contra la COVID-19.

En los próximos días se iniciarán los abonos a los clientes, que se realizarán de forma automática en la cuenta en la que tenga domiciliado el seguro, sin que requiera ninguna solicitud previa por parte del beneficiario.

“Somos conscientes de que una de las claves para paliar los efectos económicos de la COVID-19 es preservar en la medida de lo posible el tejido empresarial, en el que los autónomos son una parte esencial. Y esta medida va encaminada a aliviar su carga financiera en un periodo en el que no han podido desarrollar su actividad profesional”, afirma Aurora de la Fuente, directora de Bancaseguros de Bankia.

La devolución corresponderá a dos meses del coste anual de la prima, lo que supone, en la práctica, el reembolso de la parte correspondiente al periodo de confinamiento estricto en la lucha contra la COVID-19, el plazo que transcurre desde la entrada en vigor del estado de alarma hasta el inicio del periodo de la desescalada, con la progresiva vuelta a la actividad económica.

El seguro de accidentes para autónomos garantiza la protección del entorno familiar en caso de accidente en la vida personal o profesional del asegurado, al cubrir el fallecimiento o la invalidez absoluta y permanente.

Con estas coberturas, en caso de fallecimiento, el asegurado garantiza el nivel de vida de su familia, permitiéndola conservar su patrimonio intacto, así como bienes y ahorro acumulado y facilita a los beneficiarios hacer frente al impacto fiscal de la herencia. Y en caso de invalidez, el asegurado puede seguir haciendo frente a los gastos que genera una situación de estas características.

Devolución comisión de los TPVs

Esta iniciativa no es la única que ha adoptado Bankia para paliar los efectos de la crisis derivada de la COVID-19 entre los autónomos. Cabe citar la devolución a aquellos autónomos que no hayan podido operar por la crisis del coronavirus de la comisión de mantenimiento de los terminales punto de venta (TPVs), el dispositivo utilizado para que los clientes de estos establecimientos puedan pagar con tarjeta.

Además, Bankia ha lanzado productos de financiación para canalizar las líneas de avales del ICO con el objetivo de que empresas y autónomos puedan cubrir sus necesidades de liquidez, como pagos de salarios, facturas a proveedores o necesidad de circulante, entre otras. Se trata de financiación de hasta cinco años y con la posibilidad de un año de carencia.

Con el objetivo de apoyar al tejido empresarial, Bankia también ha lanzado medidas complementarias a las iniciativas de apoyo aprobadas por el Gobierno. De esta manera, la entidad ha ampliado los plazos de la financiación del circulante de los autónomos, microempresas y empresas para contribuir a aliviar las tensiones de tesorería en las actividades de financiación comercial como comercio exterior, confirming, descuento comercial, financiación sin recurso, líneas de factoring o cuentas de crédito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí