En 2020, los entes locales y regionales de toda Europa vieron cómo su gasto aumentaba en unos 125 000 millones EUR, como consecuencia de las medidas relacionadas con la pandemia y, a su vez, cómo disminuían los ingresos de 55 000 millones EUR, en gran medida como consecuencia de la irregular actividad económica y la recaudación de impuestos, tarifas y tasas.

Esto que desde el Comité Europeo de las Regiones denominan el «efecto tijeras» representa una pérdida de alrededor de 180 000 millones EUR en nuestras finanzas, de los que 130 000 millones se perdieron en los niveles regional e intermedio y 50 000 millones en el nivel municipal. Los entes locales y regionales de Alemania son, con mucho, los más afectados en términos absolutos (-111 000 millones), seguidos por los de Italia (-22 700) y España (-12 300). Los entes locales y regionales que sufrieron mayores pérdidas como porcentaje de los ingresos totales fueron los de Chipre (-25 %), Bulgaria (-15,3 %) y Luxemburgo (-13,5 %). De este modo queda reflejado en el EURegionalBarometer 2021, en cuya presentación Apostolos Tzitzikostas, presidente del Comité Europeo de las Regiones y gobernador de Macedonia Central, explicaba que «a menos que midamos el estado de nuestras regiones y ciudades, no podremos entender el estado de nuestra Unión. Solo estaremos en condiciones de decidir lo eficaz que ha sido la UE sobre el terreno, o qué es lo que necesita hacer para ayudar a sus ciudadanos, si tomamos el pulso de nuestras comunidades».

El Barómetro profundiza en los retos más urgentes a los que enfrentan las regiones y ciudades de toda la Unión y ayuda a fundamentar las decisiones políticas de la UE. También ofrece una orientación al Comité Europeo de las Regiones en la consecución de sus prioridades políticas para el período 2020-2025: acercar Europa a los ciudadanos, crear comunidades resilientes y fomentar la cohesión (políticas de base local) como valor fundamental de la UE. Tras la pandemia, las regiones y ciudades se centran en la ardua tarea de garantizar una recuperación económica y social, justa y rápida.

Encuesta a los políticos locales sobre el futuro de Europa

El Barómetro Regional y Local de la UE de este año incluye el primer sondeo entre políticos locales y regionales procedentes de cada uno de los 27 Estados miembros de la UE. Las respuestas de los políticos locales de la UE y la encuesta sobre el futuro de Europa, realizada por IPSOS, proporcionarán la información necesaria para replantearse la gobernanza europea de forma más inclusiva y democrática.

Desentenderse de la dimensión territorial de la crisis sanitaria pone vidas en peligro

El documento observa «las profundas diferencias en las consecuencias de la pandemia para la salud de las comunidades. La región checa del Noreste concentró el mayor número de casos, pero el Valle de Aosta registró el mayor número de muertes por cada 100 000 habitantes. La Comunidad de Madrid fue la región que registró un mayor exceso porcentual de mortalidad en 2020 en comparación con la media de defunciones de los cuatro años anteriores. En general, en 2020 fue más seguro vivir en el campo que en la ciudad. Los centros urbanos están mejor dotados en lo que respecta a la asistencia sanitaria, pero las regiones rurales registraron un menor exceso de mortalidad y mostraron un mayor nivel de adaptación al cambio».

Los planes nacionales de recuperación deben ajustarse mejor al Pacto Verde Europeo

Ante los planes nacionales de recuperación, señala que «solo una minoría de entes locales y regionales de toda Europa fueron consultados por los Estados miembros correspondientes a la hora de elaborar los planes nacionales de recuperación y resiliencia. Dentro de esta minoría, sus aportaciones solo se tomaron en consideración en algunos de los planes nacionales. Mientras que Alemania, Bélgica o Polonia adoptaron una actitud inclusiva hacia sus entes locales y regionales, no sucedió lo mismo en Italia, España, Francia o Croacia».

Las asignaciones presupuestarias totales dedicadas a políticas ecológicas y a la transición ecológica es otra de las cuestiones que se plantea, pues absorben por término medio el 41 % del presupuesto de los planes nacionales de recuperación. «Sin embargo, un análisis más amplio de los planes nacionales muestra que deben ajustarse mejor al Pacto Verde Europeo, ya que muchos de ellos corren el riesgo de incumplir el objetivo de dedicar un 37 % del gasto a la acción por el clima. La insuficiente consulta a las ciudades —que son una de las fuerzas motrices de la lucha contra el cambio climático— suscita graves preocupaciones sobre la capacidad de los planes para abordar los problemas más urgentes sobre el terreno».

La brecha digital entre el campo y la ciudad

La brecha digital ha crecido durante la pandemia entre aquellos entes locales y regionales que ya son capaces de aprovechar todo el potencial de la transformación digital para ayudar a las empresas a crecer e innovar, así como para servir a su ciudadanía, y aquellos otros que aún no están plenamente digitalizados.
«El porcentaje de hogares de la UE con acceso a redes digitales de alta capacidad asciende al 44 % en las zonas urbanas frente al 20 % en las zonas rurales. La diferencia entre el campo y la ciudad en cuanto al porcentaje de personas que usan internet diariamente es especialmente elevada en Bulgaria, Rumanía, Grecia y Portugal. En el otro extremo, Suecia, Finlandia y Dinamarca presentan la mayor cohesión digital».

Desde EURegionalBarometer 2021 apuntan, no obstante, que «los esfuerzos realizados a escala nacional y de la UE son aún insuficientes: en la actualidad, la brecha entre zonas urbanas y rurales solo se está reduciendo en Alemania, Suecia, los Países Bajos y Bélgica, mientras que sigue siendo significativa en todos los demás Estados miembros».

La pobreza y el riesgo de una generación perdida por la COVID-1

«La crisis ha tenido un impacto catastrófico en el empleo y en la dimensión social, que ha afectado especialmente a las personas jóvenes y a las poco cualificadas, La tasa de empleo juvenil disminuyó con especial intensidad en 2020. El desempleo entre las personas jóvenes supera en diez puntos porcentuales al de la población general. El empleo temporal y el empleo a tiempo parcial también registraron un descenso significativo», revela el Barómetro.
Por otro lado, «las personas que viven en malas condiciones, las personas con discapacidad y las personas mayores sufrieron un empeoramiento de sus condiciones de vida. La pandemia puso aún más de relieve las desigualdades de género —y los riesgos profesionales relacionados con el género— que ya existían desde mucho antes».

Los políticos regionales y locales consideran que no cuentan lo suficiente en la UE y quieren tener más influencia en las políticas

El resumen de conclusiones del EURegionalBarometer 2021 concluye con los 1,15 millones de personas que integran las asambleas municipales y regionales de la UE y que han estado en primera línea de la pandemia, y el descontento con la situación actual. «Nueve de cada diez europeos consideran que es importante o muy importante que las ciudades y regiones tengan más influencia en la elaboración de las políticas nacionales. Nueve de cada diez desean un acceso más fácil a los fondos de la UE. Cuatro de cada cinco consideran que los gobiernos subnacionales deben tener más influencia en la política de la UE. Siete de cada diez querrían que la UE les prestase apoyo en su propia labor de elaboración de políticas. Nuestra visión es que los políticos regionales y locales sean los cimientos de la Casa de la Democracia Europea», sostienen desde el EURegionalBarometer 2021 del Comité Europeo de las Regiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí