Dos años después de la violenta explosión de un reactor de la empresa Iqoxe, en el polígono petroquímico de Tarragona, que causó la muerte a dos trabajadores y un vecino, sigue sin implementarse el Plan de Emergencia Exterior del sector químico (PLASEQTA) de la Generalitat de Cataluña, según denuncian varias organizaciones vecinales.

El PLASEQTA tiene la finalidad de disponer de una planificación de emergencias que permita afrontar y gestionar eficazmente las incidencias y emergencias que puedan producirse por accidentes graves en establecimientos que manipulan sustancias peligrosas. Establece la estructura de respuesta, la operativa y los procedimientos necesarios para gestionar cualquier emergencia en establecimientos afectados por la normativa de accidentes graves donde se vean involucradas sustancias químicas, con el fin de minimizar su riesgo y garantizar la seguridad de las personas y la protección de los bienes, las infraestructuras y el medio ambiente.

En cambio, «lo que resulta totalmente inverosímil es que el PLASEQTA siga igual. Hace dos años pudimos comprobar que todo el plan falló, y que la renovación del plan era urgente. Ahora han anunciado las sirenas, los sensores y la magnífica inversión que se va a realizar. Pero lo dicho: lo han anunciado, aún no se ha instalado. ¿Cómo puede ser? ¿Dos años para esto? Dos años poniendo en riesgo nuestra seguridad», explica Ángel Juárez, presidente de la Coordinadora de Entidades del Camp de Tarragona (CET) y Mare Terra Fundació Mediterrània.

Según Juárez, «la transparencia y la información siguen brillando por su ausencia. Nadie sabe nada y, aún peor, nadie se ha responsabilizado aún. Pese a la protección, un incidente de esta magnitud puede volver a suceder. ¿Y qué pasará? Posiblemente sea más grave». A pesar de que desde diferentes organizaciones la ausencia de PLASEQTA ha sido denunciada e incluso se han realizado propuestas para su mejora y modificación «nadie ha querido contar con nosotros para valorar las nuevas estrategias y planes: ni Generalitat, ni Ajuntament ni otras administraciones implicadas. ¿Es así como se pretende mejorar, sin una representación de toda la sociedad? Ni siquiera nos han contactado para trasladarnos las nuevas informaciones y estrategias, obviando de esta manera a las más de 100 entidades que constituyen la CET.

Otra de las reivindicaciones que surge cuando se habla del PLASEQTA es la ejecución de un estudio epidemiológico en Tarragona para conocer los aspectos más importantes que arroja en materia de salud pública. «Si bien la sociedad tarraconense ha aceptado desde hace tiempo el contexto industrial y químico del territorio, vamos a seguir con nuestro derecho de exigir que se nos tenga en cuenta, y que se nos garantice nuestra seguridad, salud y se respete nuestro entorno, tal como marca la legislación», concluye Juárez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí