A punto de cumplirse cuatro años desde la primera investidura de Pedro Sánchez, la medidas encaminadas a frenar la pérdida de biodiversidad que sufre nuestro país brillan por su ausencia. Todo el planeta está sufriendo una alarmante pérdida de biodiversidad, como han demostrado múltiples estudios científicos y ha reconocido Naciones Unidas. También el Estado español. Según Ecologistas en Acción, resulta “vergonzoso que en los últimos 20 años ningún gobierno, ni del PP ni del PSOE, haya prestado la atención debida a esta crisis de biodiversidad». Por ello exigen al presidente del Gobierno «que dé la máxima relevancia política a la crisis de biodiversidad»

La organización reconoce algunos avances, como la protección del lobo, la recuperación de las poblaciones de unas pocas especies amenazadas y los “insuficientes pero importantes” pasos dados para frenar la crisis climática. Sin embargo, la ausencia de mayores compromisos en la protección de la diversidad biológica ha provocado que se acelere la extinción de especies, el deterioro de los ecosistemas y la pérdida de procesos ecosistémicos esenciales para los seres vivos, incluidos los seres humanos.

En 2019, un informe del Panel Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), revelaba que el 75% de la superficie terrestre ha sido significativamente alterada por dinámicas capitalistas asociadas a empresas e individuos. El IPBES, la mayor institución internacional científico-política en materia de conservación de la biodiversidad, lo dice claramente: «solo es posible conservar y restaurar la naturaleza si se emprenden con urgencia iniciativas coordinadas que promuevan un cambio transformador que abandone las prácticas de expolio y abuso de los ecosistemas naturales».

Uno de los países más ricos en biodiversidad de la UE

El Estado español es uno de los países con mayor diversidad biológica de la Unión Europea. Forma parte de uno de los 25 enclaves con mayor biodiversidad del mundo, pese a lo cual el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y el Catálogo Español de Especies Amenazadas incluyen solo 973 especies silvestres. «Esto equivale al 1,43% de las especies silvestres presentes en España, algo realmente muy insuficiente. Además, la atención a estas especies se ha centrado muy mayoritariamente en los vertebrados. Falta mucha información y protección para otros grandes grupos taxonómicos, particularmente los invertebrados, hongos, líquenes y algas», explica Ecologistas en Acción.

España no cumple los acuerdos

Los diferentes gobiernos españoles de las dos últimas décadas han incumplido los acuerdos del Convenio de la Diversidad Biológica para detener la pérdida de biodiversidad hasta en dos ocasiones en los años 2010 y  2020, la Estrategia Europea de Biodiversidad para 2020 y están haciendo imposible que se cumpla la Agenda 2030, ya que cinco de sus objetivos requieren de la conservación de la biodiversidad.

Hacia la COP de Biodiversidad de Kunming

Ahora mismo se está negociando el Marco Global Post 2020, que recogerá los compromisos internacionales para alcanzar el objetivo de detener la pérdida de biodiversidad antes de 2030. En apenas un mes tendrán lugar las negociaciones de Nairobi, última parada antes de que se adopte el tratado en la COP de Biodiversidad de Kunming. La Estrategia Europea de Biodiversidad 2030 que ha presentado la UE para alinearse con esos objetivos es para Ecologistas en Acción «insuficiente», por lo que el Estado español debe asumir objetivos más ambiciosos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí