La economía de un país es una de las materias prima que dan como resultado la solidez, progreso, estabilidad y quietud a toda una sociedad; razón por la que el presidente de la República  Dominicana, Luis Abinader, trabaja con transparencia y obstinación para hacer de la economía del país, el sostén sólido que el pueblo necesita para vivir estable y en armonía.

Tener que enfrentar la pandemia del Covid19 ha sido uno de los grandes retos que han tenido los países del mundo y República Dominicana, no ha sido la excepción. La economía del país se vio intervenida por los efectos y restricciones que se tuvieron que implementar para hacer frente a esta pandemia, por lo que desde su toma de posición Abinader tuvo que trabajar para evitar que se convierta en una economía insostenible.

Abinader con su nuevo estilo de gobernar,  aún con la ola de la pandemia y el mal uso que le habían dado a parte del presupuesto dominicano, logró que el Producto Interno Bruto (PIB) alcanzara un notable crecimiento interanual de un 12.3% de enero a diciembre del 2021, lo que asegura, que ha colocado a la República Dominicana entre los 10 primeros países con mayor crecimiento de la economía en el 2021 y la consolida como la más dinámica de Latinoamérica.

Relanzar la economía fue uno de los pilares de la rendición de cuenta del presidente en el 2021, lo cual prometió, hoy en el 2022, un año después, lo ha logrado y es por eso que hubo una disminución de la deuda consolidad del sector público de 6.4. Porcentuales del coeficiente de deuda, pasando de 69.1% en el 2020 a 62.7% a finales del 2022. Además por el crecimiento económico y la confianza en la economía se redujo el déficit público de un 7.9% del 2020ª un 2.7%en el 2021, mejorando las proyecciones que se tenía.

A pesar de la economía dominicana empezar a tomar su curso tras la pandemia, enfrenta otros retos, el alza del barril del petróleo es uno, además está el ataque de Rusia contra Ucrania, conflicto que llevará a los países hacer maniobras con ella.

La inflación en R.D. en el 2021  de un 33.1% es explicado por el aumento de los combustibles, por lo que la inflación importada ha sido la causa de los alimentos y los recursos de la vida. Incluso en grandes países como EE.UU y España sufren los efectos, manifiesta el presidente dominicano.

Abinader le ha tocado gobernar en tiempo de crisis, pero eso no ha sido razón para desmayar y dejar que la economía deje de ser dinámica, aun así reconoce que los embaste de la pandemia golpean más fuerte a los que menos tienen y lo convierte en más vulnerables, por eso ha puesto en marcha una serie de ayudas económicas para los dominicanos.

Como medida economía ha introducido a 500,000 nuevos dominicanos en lo que va de gestión en el sistema para recibir ayuda social, ha instalado 54 nuevos Comedores Económicos del Estado en todo el territorio nacional, ampliará el programa de ventas de productos de primera necesidad a bajos precios, subsidiará hasta un 10% de un posible aumento de materias primas para la agropecuaria como el trigo, la soya y el maíz, afectados por ser Ucrania uno de los mayores productores.

Con relación al petróleo y sus derivados, Abinader sigue pensando en los más necesitados y pone su sentir en el corazón del pueblo dominicano, por lo que informa que su gobierno está haciendo las provisiones presupuestarias y medidas de control de gasto para continuar subsidiando y evitando que la totalidad del alza se refleje en el precio de los combustibles. Esta es una de las acciones que puede tomarse del presidente dominicano  como referencia en países internacionales, porque República Dominicana a pesar de no ser una potencia, cuenta con un presidente que busca la forma de no sobre cargar por completo  económicamente a sus ciudadanos, una prueba más de que con Luis Abinader ha nacido un nuevo estilo de gobernar.

Fuente: Diario16

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí