Finca donde Los Heraldos del Evangelio pretenden construir el macrocomplejo religioso

La presión vecinal crece en el municipio madrileño de Sevilla la Nueva contra la construcción de un macrocomplejo religioso, a cargo de la orden de los «Heraldos del Evangelio», en una finca de casi 198.000 metros cuadrados, conocida como «Los Cortijos» y situada sobre una Zona de Especial Protección para las Aves y la Red Natura 2000. En sus inmediaciones, han encontrado su hábitat poblaciones de águila imperial, cernícalo primilla, de buitre negro, además de cigüeñas negras y tejones.

El pasado 30 de septiembre de 2021, el Pleno sometió a votación la aprobación inicial del trámite. En ese momento se conoció que, en el estudio de detalle del proyecto, al que ha tenido acceso SABEMOS, existe un escrito del arquitecto de los Heraldos del Evangelio, anterior a la compra de la parcela, pidiendo un informe vinculante del Ayuntamiento, comprometiéndose a permitir la construcción del proyecto que se presente sin modificaciones. Tan sólo un mes después se dictó el informe favorable del arquitecto municipal. Y, a los tres días, los Heraldos del Evangelio, a través de la Asociación Cultural “Salvadme Reina de Fátima”, propietaria mayoritaria del suelo, compró los terrenos, en 2018, a la familia Boyer. Finalmente, los votos de PP y Ciudadanos sacaron adelante la aprobación inicial del trámite.

Desde la oposición, según Carmen Flores, portavoz del grupo municipal del PSOE, «el proyecto que presentan no tenía nunca que haber llegado a pleno, salvo que sea una decisión política, porque vulnera las normas urbanísticas y subsidiarias del pueblo y, en concreto, en la urbanización donde quieren hacerlo, que impide que se construya una altura superior a 7 metros porque estamos en una ZEPA. Si los vecinos no pueden levantar ni una buhardilla, en base a qué estos señores pueden construir todos los edificios de 10, 20, 30 metros y dos torres de 70 metros».

Por su parte, José Manuel Pérez, portavoz del grupo municipal de Vox y vecino de la urbanización «Los Cortijos», mantiene que «no se respeta la norma urbanística que hemos respetado el resto de vecinos del municipio. Se quiere hacer una excepción a la regla, en teoría, por un bien común para todos, pero es una actividad privada que en común no tiene nada. Ellos quieren convertir esto en un Lourdes o un Fátima. Y lo dicen y se quedan tan anchos».

Predisposición del Ayuntamiento a aceptar todo

Un recinto que acogería hasta 14.000 visitas anuales y sobre el que Nines Nieto, coordinadora de Ecologistas en Acción Madrid, manifiesta que «no debería ser autorizable. Primero, es una iniciativa privada en suelo privado y habría que valorar si realmente estas son edificaciones singulares. Unas son de carácter religioso y otras no, como es el colegio, la hospedería…que van a servir para obtener beneficios para la orden. Por otro lado, habría que valorar que esa excepción a las edificaciones se producen cuando son dotaciones públicas. Y esto no lo es». Asimismo, Nieto mantiene que «desde 2018 ha habido una predisposición del Ayuntamiento a aceptar todo lo que le ha pedido la orden», extremo que niega el alcalde del municipio, Asensio Martínez.

«Creemos que no se ajusta a la normativa»

Según explica el primer edil, «esto es un dilatado procedimiento administrativo urbanístico ambiental. En ningún caso se ha dado autorización para nada, sino que ahora mismo estamos en periodo de responder alegaciones de lo que es la delimitación de la Unidad. Y será posteriormente, en la hipotética aprobación del Estudio de Detalle, cuando a nivel técnico y jurídico los profesionales del Ayuntamiento digan si el Estudio de Detalle que han presentado estos señores se ajusta a la normativa o no. Inicalmente, creemos que no, pero cuando llegue ese momento será cuando se responda formalmente».

No le gusta hablar de supuestos teóricos cuando se le pregunta si, en caso de que los técnicos den luz verde al proyecto, el municipio está preparado para acogerlo.

«Yo lo que tengo que hacer es respetar el trabajo independiente de los funcionarios municipales y particularmente del arquitecto y del secretario a nivel técnico y jurídico. Van a ser ellos en próximas fechas los que digan si la propuesta que ha hecho esta orden religiosa se ajusta a la normativa municipal o no. Y será en ese momento cuando se pueda valorar».

Al tiempo, recuerda que «este hipotético desarrollo va contra las normas subsidiarias del año 2001 que cuentan con todas las prebendas medioambientales y el apoyo de todos los grupos políticos y que contemplaban una superficie construída total de 32.500 metros cuadrados, y que es urbanizable desde el año 1972, nada más y nada menos. El compromiso del Ayuntamiento de Sevilla la Nueva sigue intacto. Lo que tienen que hacer estos señores es ajustarse a la normativa que dice que son 7 metros de altura máxima».

Cuando todo era perfecto bajo el cielo

Acto de colocación de la primera piedra en Sevilla la Nueva. Foto: Heraldos del Evangelio

Pero este posicionamiento choca con las declaraciones que tanto el propio alcalde, Asensio Martínez, como la primera teniente de alcalde y concejala de Urbanismo, Mª del Carmen Chueca, realizaron el día que, invitados por la Diócesis de Getafe, se procedió a colocar la primera piedra del proyecto, y que los Heraldos del Evangelio recogieron en su canal de Youtube. Entonces, Martínez afirmaba que era «un día histórico en la vida de Sevilla la Nueva. Somos un municipio que se fundó en el siglo XVI y hoy, gracias a la iniciativa de los Heraldos del Evangelio hemos asistido as la colocación de la primera piedra de la iglesia que va a vertebrar toda la vida social de esta comunidad. Sencillamente, dar las gracias a la Diócesis de Getafe y muy especialmente a los Heraldos del Evangelio por confiar y elegir Sevilla la Nueva».

Por su parte, la teniente de alcalde, llena de gozo mariano, como si de una aparición se tratara, tal y como muestra el video en cuestión, declaraba que se sentía «muy honrada de participar esta tarde en la misa y la primera piedra de la que será la futura iglesia de Sevilla la Nueva, de los Heraldos del Evangelio, que precisamente va a estar destinada a la resurrección, que me parece algo precioso y providencial»

Preocupación vecinal

Mientras, los vecinos reprochan al Ayuntamiento que no tuvieron conocimiento del informe vinculante, ni de la colocación de la primera piedra. «Es decir, los primeros pasos de este proyecto se estaban dando antes de ser votado en Pleno, antes de ser sometido a información pública, antes de pasar un estudio de impacto ambiental y antes de que los vecinos pudiéramos alegar», denuncia Miguel Yeguas, portavoz de un grupo de vecinos de Los Cortijos.

Yeguas añade que hay artículos de la norma subsidiaria «que dicen que no puede haber ningún uso previsto que suponga un incremento de tráfico, un incremento de ruido, un incremento de visitantes. Es decir, este proyecto va totalmente contra el espíritu de la norma».

Foto: Heraldos del Evangelio

Exorcismos, conversaciones con el demonio y muerte del Papa Francisco

No obstante, al margen de las cuestiones urbanísticas, existe preocupación por la controversia que acompaña a los Heraldos del Evangelio, tras la investigación ordenada en 2017 cuando el Papa Francisco descubrió «deficiencias en el estilo de gobierno, en la vida de los miembros del consejo, la pastoral vocacional, la formación de vocaciones, la administración, la gestión de obras y la recaudación de donaciones».

El 28 de septiembre de 2019, el Papa Francisco nombró al Cardenal Raymundo Damasceno Assis como Comisario Pontificio para tratar con los Heraldos. Sin embargo, el 19 de octubre, los Heraldos declararon que no reconocían la legalidad de la institución del Comisario a quien la orden no reconoció, pero con quien en la actualidad, según fuentes cercanas a los Heraldos del Evangelio, «mantienen una buena relación».

El punto de partida de este caso fue un vídeo dado a conocer por el periodista italiano Andrea Tornielli, en un artículo publicado en el periódico italiano La Stampa, que mostraba a varios miembros de los Heraldos del Evangelio escuchando la descripción de un «exorcismo». En el vídeo, un sacerdote que está de pie junto al fundador lee en voz alta varias afirmaciones hechas supuestamente por un demonio durante un exorcismo, afirmando que «el Vaticano es mío,» y prediciendo la muerte del Papa Francisco, causando las risas de algunos de los miembros del grupo, entre ellos monseñor João Scognamiglio Clá Dias, su fundador.

Esta asociación privada internacional de fieles de derecho pontificio de la Iglesia católica, como se denominan, nació en Brasil, fue reconocida por la Santa Sede el 22 de febrero de 2001 por Juan Pablo II y confirmada en sus estatutos y ordo de costumbres por Benedicto XVI.

Encuentro entre Benedicto XVI y el fundador João Scognamiglio Clá Dias. Foto: Heraldos del Evangelio

Primer encontronazo con los vecinos de Sevilla la Nueva

Actualmente, según comentan los vecinos de Sevilla la Nueva, habría entre 10 y 15 religiosos en las viviendas ya existentes en la finca. Aseguran que también es habitual «ver a niños a lo largo de toda la semana», aunque al alcalde lo niega.

Un video distribuido por los Heraldos del Evangelio desde su canal de Youtube, denunciando un reciente acto vandálico en su finca, acusa, según la Plataforma Vecinal Sevilla la Nueva, de «persecución religiosa por parte de los vecinos del municipio».

Imágenes de milicianos republicanos durante la Guerra Civil, en el Cerro de Los Ángeles, disparando contra una imagen de la virgen e iglesias destruidas abren un video más orientado a la confrontación que a la denuncia de actos vandálicos.

«Los Heraldos del Evangelio han soltado a sus perros celestiales contra los vecinos de Sevilla la Nueva, amedrentándonos, acusándonos de fanáticos y de atacarles aprovechando la excusa medioambiental y ecológica a raíz de la nueva casa que pretenden construir», explica la plataforma, «para continuar, una vez más, infligiendo un linchamiento perpetuo contra los vecinos, como han venido haciendo desde que denunciamos la burrada medioambiental que se pretende construir en plena zona ZEPA».

Ponen el foco también en «asociaciones y personas vinculadas a los mismos que tildan a los vecinos de pertenecer a grupos de extrema izquierda, se nos ha acusado de ser organizaciones de movimientos anticlericales, así como de ser ateos, de pertenecer a movimientos radicales e incluso de ser satánicos».

También denuncian que «se ha señalado a varios vecinos, con nombres y apellidos, en un claro intento de evocar los años más sombríos de la inquisición Española. Los vecinos, también, han sido denunciados sin fundamento alguno, amenazados, perseguidos y coaccionados por expresar libremente nuestra opinión contraria a la construcción del macrocomplejo religioso y el respeto a nuestras normas de urbanización».

La Plataforma Vecinal Sevilla la Nueva sostiene que «parece un intento de seguir perpetuando una pretendida conducta de victimización en la que permanentemente se trata de colgar a los vecinos el San Benito de verdugos. Esta organización religiosa quiere hacer ver que los vecinos de Sevilla la Nueva estamos llenos de odio y que el supuesto acto de vandalismo es un acto de cristianofobia”.

Los vecinos afirman haber sido informados, a través de distintos ex miembros y afectados de esta organización en varios países, de que el “modus operandi” de los Heraldos del Evangelio es, precisamente, el que están ejecutando contra los sevillanovenses. «Entre otras cosas, nos indican que el eje de la defensa de los Heraldos del Evangelio en cualquier sitio que se instalan y en el que los vecinos se posicionan en contra de sus macroconstrucciones religiosas, siempre ha sido anunciar a los cuatro vientos de que son víctimas de una persecución religiosa y que un ataque a los Heraldos del Evangelio, es un ataque a la Iglesia Católica”, algo que consideran «una monumental mentira, ya que la inmensa mayoría de los vecinos que se posicionan en contra de esta construcción, son católicos y que, justamente lo que les preocupa es la patente desviación de este grupo religioso respecto a la doctrina de la Iglesia».

Asimismo, indican que «muy al contrario de las fábulas que los Heraldos del Evangelio tratan de difundir, los vecinos siempre hemos opinado sobre el asunto de la construcción de la macroiglesia desde el punto de vista del cumplimiento estricto de las normas urbanísticas de nuestro municipio, que tratan de incumplir». Además, recuerdan que en el municipio conviven vecinos de diferentes religiones y nacionalidades, entre las que destacan la religión católica e islámica, «y jamás ha habido ningún problema parecido al que refieren actualmente los Heraldos del Evangelio».

Falta de seguridad

Sin embargo, son muchos los vecinos que se han quejado de la creciente falta de seguridad en el pueblo. «Un problema, que sin achacar a ningún movimiento de odio ideológico ni religioso, como han pretendido hacer los Heraldos del Evangelio, hemos pedido al Alcalde que solucione desde hace mucho tiempo, sin obtener respuesta. Por lo que entendemos, que, en caso de que la denuncia de los Heraldos del Evangelio fuera cierta, es muy probable que se debiera a los mismos actos vandálicos frente a los que el alcalde hace oídos sordos».

Los vecinos confiesan que se encuentran, desde hace mucho tiempo, «angustiados y preocupados por la deriva que están tomando las declaraciones de los Heraldos del Evangelio y sus organizaciones y asociaciones satélite, que «pretenden enfrentar y amedrentar a los vecinos en una supuesta batalla»

Por ello, han solicitado a la corporación municipal «que ponga coto a estas prácticas que han venido erosionando y tratando de desmoronar las relaciones de cordialidad y tolerancia que han caracterizado siempre a los sevillanovenses».

«Estoy tomando el aperitivo con unas personas. Llame mañana lunes»

A pesar de los esfuerzos realizados por SABEMOS para que un portavoz de esta organización ofreciera la versión de los actos vandálicos y una visión del proyecto, el responsable de relaciones institucionales, en conversación telefónica, alegó, mostrándose muy molesto, estar «tomando el aperitivo con unas personas» y emplazó a este medio a consultar sus comunicados de prensa. Y, si no, a «llamar el lunes», sin más opción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí