La llegada de las vacunas trae esperanza y cambios, pero no deberíamos olvidar lo que aprendimos durante los anteriores 12 meses. Porque todo lo sucedido desde que se inició la pandemia de Covid-19 nos ha hecho darnos cuenta de que la digitalización del sector jurídico es ahora más necesaria que nunca. De esta modernización y revolución digital se encargarán, y ya se están encargando, las empresas de Legaltech.

Este es un proceso que lleva ya varios años en curso, acorde a un estudio publicado por Confilegal en España hasta el 2020 sólo se había invertido en Legaltech nacional algo más de 65 millones de euros. No obstante, la llegada del coronavirus ha provocado una aceleración totalmente inesperada. Tanto abogados como clientes son ahora más conscientes de que la movilidad se puede llegar a ver limitada, y los problemas legales no entienden de pandemias. La consecuencia directa de esto es que avanzamos a buen ritmo hacia una “uberización” del servicio legal que permita atender a los clientes de forma remota.

La digitalización del sector jurídico beneficia directamente a los abogados

Uno de los grandes problemas que tienen que afrontar los especialistas en Derecho es poder conciliar su vida profesional y familiar.

Con frecuencia el abogado se encuentra con que pasa demasiado tiempo en su despacho y cuando llega a casa tiene que seguir trabajando, preparando sus casos. Por eso, ahora que el teletrabajo está de moda, ¿por qué no aplicarlo también en el campo jurídico?

La digitalización del sector permite a los abogados trabajar desde la comodidad de su domicilio y controlando en todo momento el tiempo que quieren dedicar a su labor.

Usando plataformas online especializadas como e-bogados, el profesional puede seguir ampliando su cartera de clientes desde su casa y con un mínimo esfuerzo, y aumentar también sus ingresos, ya que tiene total libertad para fijar sus honorarios.

Gracias a esta empresa de Legaltech el abogado puede atender consultas online a través de videollamadas de 30 minutos. Pudiendo compaginar este servicio con su labor en un despacho o empresa, lo que le permite complementar sus ingresos.

Un sistema también muy práctico para los clientes

Todo el mundo puede tener un problema o duda legal en cualquier momento, y gracias a la “uberización” del sector jurídico cualquier ciudadano entrando en una página de asesoramiento legal especializado puede resolver esas dudas sin necesidad de salir de su casa.

El nuevo sistema de trabajo de los abogados, basado en la atención remota, le facilita mucho las cosas al cliente, que se olvida de tener que adaptar su horario para acudir al despacho del profesional y evita el desplazamiento, con todo lo que conlleva.

Además, las plataformas que han optado por dar este servicio permiten a los clientes poder elegir fácilmente entre los profesionales que mejor se amoldan a su presupuesto, horarios y ritmo de vida. Y como cuando se trata de buscar asesoramiento legal el precio no lo es todo, los usuarios pueden ver las opiniones de otros clientes y elegir así a los mejores profesionales. Estamos en plena era de transformación digital, los abogados no se pueden quedar atrás y las empresas de Legaltech tiene que ayudarles y liderar el cambio. Con un consumidor cada vez más acostumbrado a hacer sus compras online, la idea de prestar servicio de asesoramiento legal online supone para muchos profesionales dar un gran paso hacia adelante en forma de trabajar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí