El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, aún no habrá salido de su asombro tras leer la demoledora carta que hasta 23 grandes supermercados y empresas agroalimentarias europeas le han remitido para que frene el proyecto acordado entre PP, Ciudadanos y Vox en el Parlamento de Andalucía para amnistiar más de 1.400 hectáreas de cultivos del entorno del Parque de Doñana que actualmente extraen aguas para sus cultivos de forma ilegal de los acuíferos del pulmón verde de Europa.

Empresas como Aldi, EDEKA, Lidl, Migros, Sainsbury’s o Tesco, entre otros grandes supermercados y empresas agroalimentarias europeas, han suscrito una carta, precisamente hecha pública este martes, Día Mundial del Agua, en la que expresan su preocupación porque la proposición de ley del PP, Ciudadanos y Vox pueda poner en peligro a Doñana y comprometa la reputación y el desarrollo a largo plazo de toda la  región como zona de abastecimiento agrícola.

El proyecto del presidente andaluz, que ha recibido la sorprendente abstención parlamentaria del PSOE de Juan Espadas, suma un nuevo y decisivo contratiempo, después de las llamadas de atención de buena parte de la oposición política, los propios agricultores de Almonte, el municipio fundamental en la zona, y de la propia Unión Europea. Entre estos 23 grandes supermercados y empresas líderes del sector frutícola europeo se encuentran minoristas y empresas comercializadoras y de procesadoras de frutas que comercializan fresas de Huelva y de Doñana.

La carta, remitida a Moreno Bonilla por las grandes empresas distribuidoras de alimentos y agroalimentarias a petición de la organización ecologista WWF, le insta a abandonar el plan para indultar a las explotaciones que extraen ilegalmente agua subterránea del acuífero Almonte-Marismas, a pesar de encontrarse declarado oficialmente sobreexplotado. También se hace un llamamiento para que se  implemente plenamente el Plan Especial de la Corona Forestal o “Plan de la Fresa”, tal y como fue acordado en 2014. Estas empresas también se han dirigido en los mismos términos al ministro de Agricultura, Luis Planas, y a la vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Los minoristas europeos y las empresas del sector frutícola se han unido a los conservacionistas, la Comisión Europea, el Tribunal de Justicia de la UE, Unesco, Ramsar, UICN, los científicos y el Gobierno español para condenar este plan

Todas estos supermercados y empresas compran grandes cantidades de fresas y otros frutos rojos de la región. Las empresas consideran que el Plan Especial vigente constituye una herramienta importante para garantizar unos cultivos más sostenibles. Además, creen que los cambios propuestos pueden “socavar este objetivo y poner en peligro el Parque Nacional de Doñana”, y del mismo modo quedar comprometida “la reputación y desarrollo a largo plazo de toda la región como zona de abastecimiento agrícola”.

Los remitentes aseguran que la propuesta de indulto del ejecutivo andaluz a los regantes ilegales de Doñana está agravando la situación de la fresa de Huelva, que actualmente pasa una importante crisis ante la huelga del transporte, la sequía o la subida de los costes de producción. “La situación actual del campo onubense ya es difícil y cualquier retroceso en normas y objetivos ambientales, como el que se pretende realizar en Doñana, podría suponer un importante revés”, señalan en la misiva. 

Los principales supermercados europeos y las empresas del sector frutícola consideran que el plan de amnistía no debe convertirse en ley porque amenaza el futuro de los insustituibles humedales de Doñana, así como la industria frutícola legal que impulsa la economía local. De este modo, los minoristas europeos y las empresas del sector frutícola se han unido a los conservacionistas, la Comisión Europea, el Tribunal de Justicia de la UE, las organizaciones internacionales (Unesco, Ramsar y UICN), los científicos y el gobierno español para condenar este plan.

La organización WWF considera que con este mensaje, los supermercados europeos son muy claros y exigen garantías de que las fresas que comercializan se han producido de forma legal y sin dañar Doñana y respetando la redacción original del Plan de la Fresa aprobado en 2014. Esta carta de los principales supermercados europeos a Moreno Bonilla para que detenga el indulto a los empresarios ilegales es una “poderosa llamada de atención que no debe ser obviada ya que pondrá en entredicho la imagen y credibilidad de los productos de Huelva en Europa en un momento en que la competencia con otros países es cada vez mayor”, asegura. 

La tramitación de esta ley de indulto a los empresarios agrícolas ilegales de Doñana ya ha comenzado en el Parlamento de Andalucía con el apoyo del Partido Popular, Ciudadanos y Vox y la sorprendente abstención del PSOE de Andalucía, tan sólo seis meses después de que el Tribunal de Justicia de la UE emitiera un fallo histórico condenando a España por destruir Doñana debido a “extracciones desproporcionadas de aguas subterráneas”. También hace más de un año que la Unesco, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Convención de Ramsar sobre los Humedales emitieron 15 recomendaciones para salvaguardar Doñana que no se han cumplido.

Fuente: Diario16

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí