Es poco probable que la UE cumpla su compromiso de reducir las emisiones de metano en un 30 % para 2030, sin reducir el número de cabezas de ganado, según un nuevo informe realizado por CE Delft para Changing Markets Foundation, y que muestra que las políticas de la UE, a principios de esta década, la situaron en camino de reducir las emisiones en un 13,4 % para 2030. Los desarrollos recientes, particularmente en el sector energético, podrían generar reducciones adicionales de al menos el 3,4 % para 2030, pero seguirá dejando a la UE fuera del objetivo.

Es difícil reducir el metano en un 30 % sin tomar medidas para reducir el número de cabezas de ganado. «La UE puede reducir las emisiones hasta en un 34 % persuadiendo a sólo el 10 % de los consumidores de la UE para que cambien a dietas más saludables con menos carne y productos lácteos y acelerando los planes existentes para abordar las emisiones del estiércol animal, el desperdicio de alimentos y la energía», dice el documento.

Cambiar la dieta para reducir las emisiones de metano

Un recorte del 45% que, según los científicos, es necesario para evitar que las temperaturas globales superen los 1,5 °C. no se puede lograr sin reducir el número de cabezas de ganado. Se puede alcanzar el 47 % si la mitad de los europeos reducen su consumo de carne y lácteos, y se introducen medidas adicionales, incluidas acciones para abordar la pérdida y el desperdicio de alimentos, junto con los planes existentes.

Nusa Urbancic, Directora de Campañas de Changing Markets Foundation sostiene que “la agricultura es el talón de Aquiles de la estrategia de metano de Europa. Las emisiones de metano de las granjas de la UE equivalen a las emisiones totales de 50 centrales eléctricas de carbón, pero las políticas que podrían generar recortes significativos al alentar un cambio hacia dietas más saludables con menos carne y lácteos están completamente ausentes de los planes de la UE”.

El informe, «High Steaks», se basa en la literatura científica más reciente para identificar qué medidas tienen el mayor potencial para reducir las emisiones de los sectores de residuos, agricultura y energía de Europa para 2030.

«Las emisiones del ganado se reducirán en sólo un 3,7% para 2030. Sin embargo, se podrían lograr reducciones mucho mayores del 30 al 38% a través de medidas para alentar a los europeos a adoptar dietas más saludables con menos carne y lácteos. Las medidas técnicas ofrecen reducciones más pequeñas y menos fiables: los aditivos para piensos podrían reducir las emisiones entre un 1 y un 12 % y la gestión del estiércol, incluida la producción de biogás, entre un 4 y un 7 %. La agricultura representa más de la mitad (53 %) del metano de la UE, principalmente de la ganadería vacuna y lechera», apunta el informe.

Sector residuos

Los planes actuales de la UE en el sector de los residuos también podrían reducir las emisiones en un 33 % para 2030. La eliminación de la pérdida y el desperdicio de alimentos podría reducir las emisiones en una cuarta parte (20-24 % para 2030) y la separación y reutilización de los desechos orgánicos en cerca de un tercio (21-31 %). Los residuos representan el 27 % de las emisiones de metano de la UE.

La energía representa solo el 13 % del metano liberado dentro de la UE porque la mayor parte de la energía se importa (86 %). Los estándares de emisión de metano para los productores de petróleo y gas, incluidos los de fuera de Europa, podrían reducir las emisiones de las importaciones de combustibles fósiles entre un 48 y un 87 %. En cambio, estas no están incluidas en las propuestas actuales de la UE.

Consumo excesivo de carne roja y enfermedades

El europeo medio necesitaría reducir a la mitad su consumo de carne de cerdo y de res y reducir su consumo de lácteos en una cuarta parte para adecuar su dieta a las pautas nacionales de alimentación saludable. «Reducir la carne y los productos lácteos mejorará la salud pública: el consumo excesivo de carne roja y procesada es vinculado a enfermedades cardiovasculares, cáncer y otras condiciones que amenazan la vida. También liberar tierras para la producción de alimentos y la naturaleza, ya que el 71 % de las tierras agrícolas europeas se dedica actualmente al cultivo de alimentos para animales. Reducir la cantidad de cereales utilizados para alimentar al ganado por un tercio compensaría el colapso de las exportaciones ucranianas».

Las medidas que alentarían un cambio en la dieta incluyen la reorientación de la financiación hacia campañas de alimentación saludable. La UE gastó 143 millones de euros en los últimos cinco años promoviendo el consumo de carne, incentivos económicos como la reducción del IVA en frutas y verduras, y ofrecer opciones más saludables en lugares públicos como las escuelas.

El metano es un gas de efecto invernadero 80 veces más potente que el dióxido de carbono durante un ciclo de veinte años y representa más del 30 % de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero de la UE. Los recortes drásticos en el metano y otros contaminantes climáticos de vida corta son fundamentales, ya que reducir el dióxido de carbono por sí solo no logrará las reducciones necesarias para mantenerse dentro de los 1,5 °C de calentamiento.

A Monique Goyens, directora general de la Organización Europea de Consumidores, le parece «increíble creer que el dinero de la UE todavía se gasta en promover la carne roja y procesada, mientras que los expertos nos dicen que deberíamos comer menos para minimizar los riesgos de cáncer. Las dietas más saludables y basadas en plantas con menos y mejores productos animales pueden beneficiar la salud del consumidor y del planeta. La UE debería centrarse mejor en hacer que las dietas saludables sostenibles estén ampliamente disponibles, sean atractivas y asequibles para todos los consumidores”.

Reinier van der Veen, investigador en CE Delft, indica que «nuestros resultados muestran que la reducción de metano requerida en la UE no se puede lograr sin tomar medidas en la agricultura ganadera, y que animar a los europeos a comer dietas más saludables con menos carne y lácteos puede contribuir más a dicha reducción”.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí