Incendio en las cercanías de Parque Coímbra

Dos incendios forestales en menos de una semana en zonas de matorral y monte bajo que mantienen en vilo a la Urbanización Parque Coímbra, situada en una colina sobre el río Guadarrama. Los fuegos han quemado la ladera entre dicho barrio y el asentamiento de Las Sabinas, ladera abajo de dicha urbanización. Por otro lado, Las Sabinas, ubicado en suelo no urbanizable protegido, como ya informó SABEMOS, se ha convertido en vertedero de escombros, muebles y otros enseres, en los solares dejados por las viviendas ya demolidas. Incluso vehículos quemados aparecen de vez en cuando entre los escombros o debajo de los puentes de la A-5, puntos de acceso al asentamiento.

Según Raúl Navarrete, portavoz de Ecologistas en Acción, “el posible origen son las frecuentes quemas de distintos materiales (cables, neumáticos, electrodomésticos) para extraer el metal. Resulta fácil ver en los solares que antes ocupaban viviendas, cenizas y tierra calcinada por esas fogatas». Por eso piden una investigación de las causas de los últimos incendios y la adopción de medidas que eviten actividades prohibidas en temporada de Riesgo Alto de Incendios Forestales en pleno Parque Regional del río Guadarrama”.

Zona de suelo quemado en Las Sabinas

No es la primera vez, desafortunadamente, que se produce un siniestro en esta zona. Las columnas de humo, son visibles desde la A-5 y las poblaciones vecinas. Hace 2 años un incendio iniciado en la orilla del río Guadarrama, en una zona de vertidos, llegó hasta la Urbanización Parque Coímbra, quemando los setos una escuela infantil y de varias viviendas. A raíz de este incendio y de la movilización vecinal, el Ayuntamiento elaboró un Plan de Autoprotección contra incendios forestales. El año pasado, otro incendio quemó la pasarela de madera entre la Urbanización Parque Coímbra y la Urbanización Parque Guadarrama.

Coche calcinado bajo el puente histórico (1805) de la Carretera de Extremadura

Por todo ello, Ecologistas en Acción ha vuelto a exigir el urgente realojo de las familias que habitan en el asentamiento de Las Sabinas, demolición y completa limpieza de los terrenos ocupados por las viviendas. “Sólo de esa forma es posible que algún día veamos la ribera del Guadarrama como lo que debería ser, una zona natural para el disfrute de toda la población y no la actual zona de vertidos de todo tipo”, apunta Navarrete.

En este contexto, la organización ecologista ha pedido a la población «la máxima precaución para evitar cualquier causa capaz de generar un conato de incendio en zona no urbana», pues no hay que olvidar que cerca del 95% de los incendios se producen por causas de origen humano» 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí