Un compromiso real para abordar con urgencia las preocupaciones ambientales mundiales y una transición justa hacia economías sostenibles que funcionen para todas las personas es la petición de los cientos de participantes que han asistido estos días a la conferencia Estocolmo+50.

La reunión internacional concluyó con una declaración de los coanfitriones Suecia y Kenia. Esta contiene varias recomendaciones para una agenda viable, que incluye, entre otras, colocar el bienestar humano en el centro de un planeta saludable y prosperidad para todos; reconocer e implementar el derecho a un medio ambiente limpio, saludable y sostenible; adoptar cambios en todo el sistema en la forma en que funciona nuestro sistema económico actual y acelerar las transformaciones de los sectores de alto impacto.

“Creemos que, colectivamente, hemos movilizado y utilizado el potencial de esta reunión. Ahora tenemos un plan de aceleración para avanzar”, dijo Annika Strandhäll, Ministra de Clima y Medio Ambiente de Suecia, en sus comentarios de clausura. “Estocolmo+50 ha sido un hito en nuestro camino hacia un planeta saludable para todos, sin dejar a nadie atrás”.

Estocolmo+50 ha contado con cuatro sesiones plenarias en las que los líderes mundiales han llamado a una acción ambiental audaz para acelerar la implementación de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Tres diálogos de liderazgo, cientos de  eventos paralelos -incluidas varias sesiones dirigidas por jóvenes- y  seminarios web , así como una serie de consultas regionales de múltiples partes interesadas, en el período previo a la reunión, han permitido a miles de personas de todo el mundo participar y transmitir sus puntos de vista.

“La variedad de voces y mensajes audaces que han surgido de estos dos días demuestran un deseo genuino de estar a la altura del potencial de esta reunión y construir un futuro para nuestros hijos y nietos en este, nuestro único planeta”, dijo Keriako Tobiko, representante de Kenia.

Para Inger Andersen, Secretaria General de Estocolmo+50 y Directora Ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, «llegamos a Estocolmo 50 años después de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano sabiendo que algo debe cambiar. Sabiendo que si no cambiamos, la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de naturaleza y biodiversidad, y la contaminación y los desechos sólo se acelerarán. Ahora debemos llevar adelante esta energía, este compromiso de acción para dar forma a nuestro mundo”.

Estocolmo+50, un planeta saludable para la prosperidad de todos: nuestra responsabilidad, nuestra oportunidad es una reunión internacional, organizada por el Gobierno de Suecia, convocada por la Asamblea General de la ONU, que conmemora los 50 años desde la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano de 1972, que convirtió al medio ambiente en un problema global apremiante por primera vez. Entonces, asistieron unos 113 países y los participantes adoptaron una serie de principios sobre el medio ambiente, incluida la Declaración de Estocolmo y el Plan de Acción para el Medio Ambiente Humano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí