La Comunicación va acompañada de dos manuales elaborados por el Centro Común de Investigación de la Comisión que contienen orientaciones prácticas sobre aspectos técnicos clave de la política de drones de la UE. Foto: Pexels

Tanto la estrategia de la Unión de Seguridad como la Agenda Antiterrorista de la UE subrayan que la amenaza de los drones no cooperativos es una preocupación grave en Europa. En 2022, este paquete ya se anunció como acción emblemática en el marco de la Comunicación de la Comisión «Una estrategia de drones 2.0 para un ecosistema de aeronaves no tripuladas inteligentes y sostenibles en Europa».

La Comisión ha estado trabajando con los Estados miembros y otras partes interesadas en la lucha contra las amenazas potenciales que plantean los drones desde 2016, cuando tuvo lugar el primer taller de la UE contra los drones. Desde entonces, se ha adoptado una amplia gama de iniciativas, incluida la financiación de proyectos para la construcción de comunidades, el intercambio de información y el desarrollo de mejores prácticas.

Ahora, acaba de adoptar una Comunicación sobre la lucha contra las amenazas que plantea el uso ilegal y peligroso de drones diseñados para uso civil. Con esta Comunicación, la Comisión establece una política integral de la UE contra los drones cuyo objetivo es garantizar que los rápidos avances tecnológicos y el creciente número de drones no conduzcan a un aumento incontrolado de las amenazas en el espacio civil. También apunta a proporcionar un marco de políticas armonizado y construir un entendimiento común de los procedimientos aplicables para enfrentar las amenazas en continua evolución.

Los drones en el futuro económico y social de Europa

Los drones están dando forma al futuro de la economía y la sociedad europeas, especialmente en los ámbitos del transporte, la defensa, el comercio y los servicios. El uso legítimo de drones es una parte clave del camino hacia la doble transición verde y digital.

Como se menciona en la agenda antiterrorista, si bien la UE ha dificultado el uso de ciertos drones con fines maliciosos, sus capacidades de rápido avance plantean riesgos de seguridad crecientes. Han sido utilizados por delincuentes dedicados al contrabando y al tráfico de drogas; se detectaron drones sospechosos alrededor de infraestructuras críticas, lo que indica el posible uso indebido de los drones para la recopilación de información hostil. Además, el uso ilegal de drones también puede afectar a la seguridad personal y al derecho a la privacidad de miembros individuales del público, en particular cuando los drones se utilizan en zonas residenciales.

La Comunicación va acompañada de dos manuales elaborados por el Centro Común de Investigación de la Comisión que contienen orientaciones prácticas sobre aspectos técnicos clave de la política de drones de la UE .

Medidas para contrarrestar la amenaza

También describe varias acciones relacionadas con la creación de comunidades y el intercambio de información entre los Estados miembros, así como medidas claras destinadas a apoyarlos con orientación, formación, financiación y procedimientos operativos. Identifica seis actividades claras para una implementación efectiva de una política de drones de la UE. La primera de ellas, compartir buenas prácticas e información mediante la racionalización del trabajo de las iniciativas existentes y la creación de un grupo de expertos de la Comisión contra los drones.

Asimismo propone explorar medidas regulatorias identificando las necesidades regulatorias y el potencial para armonizar leyes y procedimientos en toda la UE; ayudar a los Estados miembros a elegir entre una variedad de tecnologías comerciales cibernéticas y no cibernéticas disponibles en el mercado, proporcionando asesoramiento y orientación a través, por ejemplo, del grupo de expertos dedicado a la lucha contra los drones y el trabajo del Centro Común de Investigación (JRC ).

La orientación práctica y el apoyo operativo a los Estados miembros ampliando la formación existente contra drones, por ejemplo, al sector de la seguridad privada y a las autoridades policiales es otro de los pasos previstos, junto al reforzamiento de la investigación y la innovación a través de programas presupuestarios disponibles como Horizonte Europa y el incremento del el apoyo financiero mediante el lanzamiento de la convocatoria de propuestas sobre soluciones contra drones en el marco de los programas de trabajo de las instalaciones temáticas del Fondo de Seguridad Interior para 2026-2027.

Las actividades descritas en la Comunicación cubrirán el período hasta 2030. Para 2027, se hará un balance a medio plazo, mientras que está prevista una revisión completa del programa antidrones de la UE a más tardar en 2030.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.