La Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y PYMES de la Comisión Europea ha remitido un escrito a Ecologistas en Acción informando de que la denuncia que presentó en 2018 por irregularidades en la adjudicación de las reformas en la planta de Tratamiento Mecánico-Biológico de residuos (TMB) de Els Cremats, en Elche, se está examinando en el marco de un procedimiento de infracción que se ha comunicado a nuestro Estado mediante una carta de emplazamiento enviada el 2 de diciembre de 2021, dentro de paquete de infracciones de diciembre.

La apertura de este procedimiento de infracción viene motivada por una transposición incorrecta de varias Directivas de contratación pública de 2014, las cuales no se tuvieron en cuenta a la hora de adjudicar la reforma de la planta. La Comisión ha detectado deficiencias relacionadas con la aplicación de normas de modificación de los contratos y el cálculo del valor estimado de los contratos en casos concretos.

Precisamente fueron estas algunas de las deficiencias denunciadas por Ecologistas en Acción sobre la planta de Elche. En este caso, se adjudicó, sin licitación alguna ni anuncio en el Diario Oficial de la Unión Europea, a la UTE concesionaria de la planta, formada por Hormigones Martínez y Urbaser por un  importe de más de 20 millones de euros.

No obstante el interés en indagar sobre el objeto de la denuncia de Ecologistas en Acción, desde  la Comisión Europea nuevamente informan de que no se actuará ni se tomarán medidas concretas, al tratarse de un caso individual de aplicación incorrecta del Derecho de la UE. Pese a ello, desde Ecologistas en Acción valoran positivamente la intervención de la Comisión en este asunto y confían en el recorrido que el procedimiento de infracción abierto pueda tener.  «A la cuestionable razón de ser de un modelo basado en plantas de tratamiento de este tipo, incapaces de gestionar adecuadamente nuestros residuos, se unen las fundadas sospechas de irregularidades en su adjudicación», afirma Carlos Arribas, portavoz del área de residuos de Ecologistas en Acción. «Estas irregularidades mucho nos tememos que no se reducen a un caso aislado, sino que puede ser una práctica habitual extendida por todo el Estado, práctica que este expediente de infracción puede sacar a la luz».

Desde el grupo local Margalló-Ecologistes en Acció, que alertó en un primer momento de lo que estaba sucediendo con la planta de Els Cremats, también valoran muy positivamente el toque de atención de la Comisión Europea. Para Adolfo Quiles, miembro de este colectivo, «la apertura de este expediente de infracción viene a confirmar la mala praxis que venimos denunciando desde hace años de consorcios de gestión de residuos y ayuntamientos, otorgando todo tipo de privilegios a las grandes empresas del sector para hacer sus negocios en detrimento de pequeñas y medianas empresas».

Quiles ha puesto un ejemplo claro: «En nuestra ciudad se ha adjudicado la nueva contrata de basuras por un importe astronómico a otra UTE formada por dos de estas grandes empresas, Urbaser y FCC. Y esto se ha hecho sin contemplar en ningún momento el posible fraccionamiento de la contrata, lo que hubiera servido para abaratar costes y para  permitir a las PYMES optar a la adjudicación de parte del servicio, como contempla la nueva Ley de Contratos del Sector Público».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí