La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, constituida por ANFAC y SERNAUTO (automoción), AOP (refino), ASPAPEL (papel), FEIQUE (química y farmacia), FIAB (alimentación y bebidas), OFICEMEN (cemento), PRIMIGEA (materias primas minerales) y UNESID (siderurgia) ha presentado a las ministras para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, una batería de diez medidas a incluir en el Plan de Contingencia que el Gobierno debe remitir a la Comisión Europea este mismo mes.

En primer lugar, la Alianza destaca la importancia de modificar de forma urgente el funcionamiento del mercado eléctrico europeo, en línea con las recientes declaraciones de la Comisión Europea y la próxima reunión del Consejo. Explican que se trata de «medidas de profundo calado, que serán clave para la evolución de los próximos meses», y que es preciso sacar al mercado derechos de la reserva de estabilidad para limitar los efectos del precio de la energía

Parque cogenerador español

En el ámbito nacional, reconociendo el papel moderador de precios eléctricos «que parece estar jugando el mecanismo de ajuste, es preciso dar una solución inmediata a la situación insostenible que afronta el parque cogenerador español«. Sostienen que el error regulatorio introducido por el mecanismo de ajuste de mercado eléctrico al dejar fuera del mismo a las cogeneraciones con régimen retributivo ha llevado a que dos de cada tres plantas españolas -el 7% de la producción eléctrica nacional- hayan tenido que parar su actividad, repercutiendo de forma directa en las instalaciones industriales asociadas.

«Es una situación sin parangón en ningún otro país europeo, los cuales mantienen en marcha sus cogeneraciones, reconociendo su aportación a la eficiencia, al ahorro de gas, a la moderación de precios y a la competitividad, máxime en el contexto actual de precios energéticos. Existen soluciones disponibles, sin necesidad de modificar el mecanismo ibérico. Se puede y se debe dar respuesta de forma inmediata a la situación creada», explican 

Penalización injustificada a los consumidores

También consideran que es necesario adoptar las medidas para garantizar que todos los contratos suscritos por consumidores antes del 26/04/22 que dispongan de energía contratada a plazo con precios fijosestén exentos del coste del mecanismo de ajuste, pues «se está penalizando de forma muy importante e injustificada a consumidores industriales que intentaron cubrir sus costes eléctricos».

Ayudas a la industria

La situación crítica, según la Alianza, hace necesario «activar de inmediato las líneas de ayudas a la demanda energética dotando hasta 2, 25 o 50 millones de € por industria, habilitadas por la Comisión Europea en su marco temporal de ayudas ante la guerra de Ucrania y ya adoptadas por otros países industriales europeos, como Alemania».

Asimismo, piden líneas de acceso directo a préstamos para circulante, con cantidades acordes al incremento de facturación provocados por los incrementos de precios energéticos, con periodos de carencia e intereses preferenciales.

Asegurar el suministro de gas

En lo relativo al futuro Plan nacional de contingencia de suministro de gas, aparte de recordar el envío, el pasado mes de julio, de la propuesta de medidas de la Alianza al Gobierno, subrayan «la necesidad de asegurar la continuidad de la actividad industrial que tenga suministro de gas firme«.

En este sentido confiesan ser conscientes de las declaraciones al respecto realizadas por la vicepresidenta en las últimas semanas y confían «en que lo veremos reflejado en el futuro Plan. Estamos a su plena disposición para seguir trabajando en posibles medidas que faciliten el máximo ahorro, eficiencia energética y reducción voluntaria de demanda». Pero en línea con ello, creen que se debe reactivar de forma urgente los mecanismos de interrupción, voluntarios y retribuidos, para el gas y para la electricidad, por su potencial para contribuir a paliar problemas de suministro energético, como la propia Comisión Europea está señalando.

Sustitución de combustibles sin penalización

Respecto a la posibilidad de efectuar sustituciones de combustibles por otras alternativas planteadas tanto por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demodráfico como la Comisión Europea y teniendo en cuenta la situación de emergencia la apuesta que plantea la industria es «favorecer al máximo la valorización energética como vía para reducir el consumo de combustibles fósiles de algunos sectores industriales».

Asimismo, y dado que puede ser necesario sustituir el consumo industrial de gas por otros combustibles con mayores emisiones asociadas, advierte de que «debe asegurarse que ello no implique una penalización en términos de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, ni de cumplimiento de valores límite de emisión fijados en la Autorización Ambiental Integrada de la instalación industrial afectada».

De igual forma, solicita que se iguale la relación de sectores receptores de Compensación de Costes Indirectos de CO2 en base a la lista de sectores en fuga de carbono de la Comisión Europea, dotando adecuadamente de recursos para la plena compensación de dichos costes también tras dicha actualización.

Plan de renovación de vehículos

Finalmente, reclama la aprobación de medidas que permitan «acelerar la penetración de los vehículos electrificados en el parque automovilístico, que actualmente son sólo el 0,5% del parque -mejoras en el plan MOVES III, fiscales y de despliegue de infraestructura-, así como la mejora de la eficiencia del parque a través de «un ambicioso plan de renovación acelerada del parque de vehículos, incentivando la sustitución de los vehículos más antiguos por vehículos nuevos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí