De manera recurrente oímos decir que España necesitaría 200.000 Amancio Ortega para nuestro país alcanzara el Olimpo. Ojalá fuera así, por la cuenta que nos trae a todos, incluidos aquellos que  tan machaconamente expresan el odio que sienten por el capital y los empresarios. Ignoran éstos, tan aficionados a los cargos públicos, que sus sueldo provienen de los impuestos que pagan las empresas y sus trabajadores.

Desgraciadamente en España no contamos con 200.000 Amancio Ortega pero si tenemos, afortunadamente, un buen número de empresarios, algunos desconocidos –quizá a voluntad- que generan riqueza y empleo para el sostenimiento y progreso del país.

Según datos del Instituto de Empresa Familiar, este tipo de  empresas suponen cerca del 90% del tejido empresarial, casi el 70% del empleo total y generan una facturación cercana al 60% del PIB.

Aquí, cada vez que una gran empresa estornuda parece como si un calambre de alta tensión recorriera nuestras entrañas. Y ni contar cuando se producen despidos en masa como en el BBVA, 2.724 trabajadores o LaCaixa 7.400. Y a la espera de lo que ocurra en la entidad presidida por la banquera ecologista y feminista.

España es, por tanto, una empresa familiar y esa es una realidad absolutamente incuestionable. Empresarios vocacionales,  generalmente poco conocidos por el gran público, segundas o terceras generaciones y que son las raíces que asientan el terreno patrio.

Uno de ellos es Antonio Morera Vallejo, empresario andaluz, onubense de origen pero radicado en Sevilla. Es el fundador y presidente de la compañía de seguros MIC Insurance/Millenium presente en la práctica totalidad de la Unión Europea. La sede central se encuentra en la hispalense calle de la Aviación en donde se ubica el complejo de inmuebles corporativos incluido un hotel y un bonito edificio centenario, una típica y representativa construcción andaluza.

MIC acaba de presentar los resultados del 1º Trimestre de 2021 entre los que destaca un relevante crecimiento del 46% y superando “el ritmo de crecimiento de la era pre-crisis producida por la pandemia”, según se ha manifestado desde la propia compañia. Consolida la posición de “entidad número 1 del ranking de compañías de caución en España. Para este año, MIC “cuenta con un presupuesto de 130.000000 €, fondos propios de 75.000.000 de €, unos activos de 350.000.000 de € y un EBITDA de 17.500.000 de €”.

Impresionantes datos sostenidos por una compañía independiente y española, lo que demuestra que las fanfarrias y la sobreexposición de grandes marcas y sus dirigentes no significa, necesariamente, el triunfo empresarial.

Si, nos hacen falta 200.000 Amancio Ortega, y también 200.000 Antonio Morera Vallejo. Viviríamos de otra manera, viviríamos mejor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí