España goza de un 88% de aguas de baño «excelentes»

La gran mayoría de las zonas de baño de Europa cumplieron, en 2023, los estándares de calidad de baño más estrictos de la Unión Europea, según la última evaluación anual publicada por la Agencia Europea de Medio Ambiente

La evaluación del informe se basa en el seguimiento de 22.081 zonas de baño en toda Europa. | Foto: UE
La evaluación del informe se basa en el seguimiento de 22.081 zonas de baño en toda Europa. | Foto: UE

La evaluación, elaborada por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) en cooperación con la Comisión Europea, destaca dónde pueden encontrar los bañistas lugares seguros para bañarse en Europa este verano. Se centra específicamente en la seguridad al bañarse, mediante el control de bacterias que pueden causar enfermedades graves en las personas, en lugar de la calidad general del agua.

La mayor proporción de excelentes aguas de baño se encuentra en Grecia, Croacia, Chipre y Austria. En Bélgica, Bulgaria, Luxemburgo, Malta, Austria y Rumanía, todas las aguas de baño oficialmente identificadas cumplían al menos la norma mínima de calidad en 2023.

La calidad de baño de las aguas costeras es generalmente mejor que la de las aguas continentales. En 2023, el 89 % de las zonas de baño costeras clasificadas eran de excelente calidad, frente a poco menos del 79% de las aguas de baño interiores. En el caso de España, el porcentaje se eleva al 88%.

Según, Leena Ylä-Mononen, directora ejecutiva de la AEMA, «es alentador ver una vez más que los ciudadanos europeos pueden cosechar los beneficios de más de 40 años de fuertes inversiones para mejorar la calidad de nuestras aguas de baño para hacerlas lo más limpias posible. El seguimiento periódico continuo por parte de los Estados miembros de nuestras aguas costeras, ríos y lagos y otras aguas dulces será crucial para nuestra salud y bienestar y para el medio ambiente, ya que el cambio climático está provocando condiciones meteorológicas más extremas, como lluvias torrenciales, que pueden afectar negativamente a la calidad del agua».

Por su parte, Virginijus Sinkevičius, Comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca cree que «nadar en aguas de baño de mala calidad no sólo supone un riesgo para la salud; también socava la confianza de nuestros ciudadanos. Dado que la gran mayoría de las zonas de baño de toda Europa alcanzan una calidad excelente, los europeos pueden disfrutar de estándares seguros para sus actividades de natación este verano. Sobre la base de la legislación integral sobre el agua de la UE y nuestra ambición de contaminación cero, nos mantenemos firmes en nuestro compromiso de mejorar la resiliencia del agua y nos esforzamos por garantizar un nivel de protección constantemente mayor. Esta dedicación es vital tanto para la salud de nuestra gente como para la protección de nuestro medio ambiente, garantizando que Europa siga siendo un líder mundial en calidad del agua y gestión medioambiental».

Desde la adopción de la Directiva sobre aguas de baño en 2006, la proporción de lugares «excelentes» ha aumentado y ahora se ha estabilizado en alrededor del 85% de todos los lugares que alcanzaron un estado excelente en los últimos años. La proporción de aguas de baño con mala calidad ha disminuido en la última década y ahora se mantiene estable desde 2015. Sin embargo, en ciertos lugares persisten los riesgos para la salud al nadar en aguas de baño inseguras.

Más de 22.000 zonas de baño analizadas

La evaluación del informe se basa en el seguimiento de 22.081 zonas de baño en toda Europa que fueron notificadas a la AEMA para la temporada 2023. Esto incluye sitios en todos los Estados miembros de la UE, Albania y Suiza. Se basa en los datos comunicados por los Estados miembros para las temporadas de baño 2020-2023.

Aunque la mayoría de las aguas de baño de Europa se encuentran en excelentes condiciones desde una perspectiva bacteriológica, la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas sigue siendo significativa y puede verse exacerbada por el cambio climático. Mejorar la resiliencia hídrica para las personas y el medio ambiente en los próximos años será clave.

La Directiva sobre aguas de baño, que complementa la Directiva marco sobre el agua, es una de varias leyes de la UE que protegen el agua: la Directiva sobre normas de calidad ambiental, la Directiva sobre aguas subterráneas, la Directiva sobre nitratos, la Directiva marco sobre estrategia marina y la Directiva sobre tratamiento de aguas residuales urbanas.

Campaña #WaterWiseEU

En el contexto del Pacto Verde Europeo y el Plan de Acción de Contaminación Cero, la Comisión está evaluando si la Directiva sobre aguas de baño sigue siendo adecuada para proteger la salud pública y mejorar la calidad del agua, o si es necesario mejorar las normas existentes y proponer actualizaciones pertinentes, incluidos nuevos parámetros que permitan mejores evaluaciones futuras de la calidad de las aguas de baño.

El informe se publica durante la Semana Verde anual de la UE de la Comisión , incluida la conferencia «Hacia una Europa resiliente del agua» que comienza en Bruselas hoy 29 de mayo. En la Semana Verde de la UE, la Comisión lanza la campaña #WaterWiseEU sobre la necesidad de transformar el modo en que se gestiona, utiliza y valora el agua. Esto alentará a las personas a «ver el agua de manera diferente» y explorar soluciones a los diversos desafíos hídricos que enfrentamos hoy. 

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.