El tema elegido por Naciones Unidas para el Día Internacional de las Montañas 2021 es el turismo sostenible en las montañas. Este puede contribuir a crear opciones de subsistencia adicionales y sostenibles y a promover la mitigación de la pobreza y la inclusión social, además de la conservación del paisaje y la diversidad biológica. Es una forma de preservar el patrimonio natural, cultural y espiritual, a fin de promover la artesanía y los productos de alto valor de la localidad, además de celebrar muchas prácticas tradicionales.

El turismo en las montañas atrae a cerca de un 20% del turismo mundial

Sin embargo, este sector es uno de los más afectados por la pandemia COVID-19, golpeando las economías, los medios de vida, los servicios públicos y las oportunidades en los cinco continentes. En las montañas, las restricciones impuestas por la pandemia han agravado las vulnerabilidades de las comunidades montañesas.

Para un sector de la sociedad, la actual crisis puede representar una oportunidad para reinventar el turismo en las montañas y sus impactos en los recursos naturales y en los medios de vida, mejorar la gestión del mismo y encaminarlo hacia un futuro más resiliente, más ecológico y más inclusivo.

La mitad de la reserva de la diversidad biológica del mundo

Las montañas albergan el 15% de la población mundial y aproximadamente la mitad de la reserva de la diversidad biológica del mundo. Además, suministran agua dulce para más de la mitad de la humanidad. Su conservación resulta clave, tal cual especifica el Objetivo 15 de los ODS.

En cambio, a mundo se encuentran muy amenazadas por el cambio climático y la sobreexplotación. Conforme los glaciares de montaña se van derritiendo, cada día más habitantes de las alturas, considerados los más pobres del mundo, intentan afrontar las dificultades para sobrevivir tras los desastres naturales. Ese derretimiento a una velocidad que los expertos califican «sin precedentes» pone en peligro el suministro de agua dulce de millones de personas.

«Este problema es cosa de todos. De ahí que debamos reducir la huella de carbono y cuidar este tesoro natural», explican desde la ONU.

El creciente interés acerca de la importancia de las montañas llevó a la Asamblea General a declarar 2002 como Año Internacional de las Montañas, factor que impulsó que, en 2003, se celebrase el primer Día Internacional.

Sin embargo, el principal hito se remonta a 1992, cuando el documento Ordenación de los Sistemas Frágiles: Desarrollo Sostenible de las Zonas de Montaña (capítulo 13) fue incluido en el Programa 21, un plan de acción sostenible promovido por Naciones Unidas, que ha organizado con ciudadanas y ciudadanos, una serie de actividades para celebrar la jornada

Charlas en redes sociales, bajo el hashtag #MountainMatter (#LasMontaasImportan), fotografías y videos sobre el turismo de montaña y los principales mensajes de la campaña son algunas de las actividades propuestas para la participación ciudadana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí