República Dominicana ha ido fortaleciendo la necesidad de transparencia que debe recibir de parte de su gobierno, razón que hace aproximadamente dos años llevaron a sus ciudadanos a sacar del poder al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a consecuencia de las constantes denuncias que se presentaban en contra de la administración, algo que no favorecía al Estado.

Con la esperanza viva y el entusiasmo de posicionar una gobernanza ética y transparente, el pueblo dominicano eligió de manera democrática al presidente Luis Abinader para que administre República Dominicana bajo los estándares diáfanos que ambicionaba la ciudadanía. Los hombres y mujeres depositaron su confianza en el mandatario dominicano y hoy él está devolviéndosela con hechos, con “la transparencia de la que se sentían huérfanos”.

Luis Abinader predica con el ejemplo y trabaja por establecer en el país caribeño una “cultura de transparencia” no solo por parte del presidente, sino por todas las piezas que conforman el gobierno. El jefe del Estado lo hace con la convicción de que cuando los recursos públicos son gestionados de forma transparente y con un alto grado de conciencia, el bienestar de todo un pueblo surge de manera natural.

Tal y como publicamos en Diario16, una de las muestras de los avances que en materia de transparencia está teniendo República Dominicana se plasmó en el posicionamiento del país caribeño dentro de los primeros diez primeros países del mundo con una extensa transparencia presupuestaria, según la publicación de International Budget Partnership en su Encuesta de Presupuesto Abierto 2021.

Fuente: International Budget Partnership.

La transparencia trae consigo bienestar

Cuando un gobierno hace buen uso del patrimonio del Estado, los frutos de esa buena gestión se traslada de inmediato a la ciudadanía. Esto es lo que le ha permitido a Luis Abinader aliviar la carga de los ciudadanos con subsidios a elementos que interfieren en el precio de los alimentos y de los combustibles a pesar de las dos crisis a las que está haciendo frente como, por ejemplo, la inflación importada, aliviane .

Manejar correcta, transparente y adecuadamente los fondos públicos, deja como resultado una reducción del déficit de República Dominicana y es lo que está haciendo Luis Abinader con un nuevo estilo de gobernar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí