Buenos hábitos frente a las altas temperaturas para un verano «de cuidado»

La ministra de Sanidad, Mónica García, presenta una campaña enfocada a fomentar acciones individuales y colectivas de autoprotección y cuidado para reducir los impactos del calor en la salud

La ministra de Sanidad, Mónica García, durante su intervención en la presentación de la campaña "Un Verano de Cuidado". | Foto: Pool Moncloa
La ministra de Sanidad, Mónica García, durante su intervención en la presentación de la campaña «Un Verano de Cuidado». | Foto: Pool Moncloa

Las zonas de España más calurosas ya tienen una cierta cultura del calor «que hay que reforzar y renovar», ha dicho la ministra de Sanidad, Mónica García, «y que tenemos que trasladar a zonas que tradicionalmente no eran tan calurosas en verano y que ahora por el cambio climático sí lo van a ser».

El verano pasado fue el más caluroso jamás registrado en el Planeta, y en España más de la mitad del mes de agosto estuvo bajo avisos de olas de calor. Desde el sistema europeo de satélites Copernicus ya han advertido que existe una alta probabilidad -por encima del 70%- de que este verano vuelva a ser más cálido de lo normal.

Según las estimaciones del sistema de monitorización de la mortalidad diaria por todas las causas, MoMo, el año pasado hubo 3.009 defunciones atribuibles al exceso de calor.

En este contexto, García ha recordado que «es esencial ser claros y contundentes: el negacionismo climático es perjudicial para la salud. El negacionismo climático, pero también las posiciones políticas que lo blanquean. Negar la realidad del cambio climático es poner en riesgo la salud de la población, así que el primer paso para enfrentar esta emergencia climática es rechazar contundentemente aquellos discursos que lo amparan».

También ha mostrado el firme compromiso en la lucha contra el cambio climático y sus efectos sobre la salud. «Ya hemos dicho muchas veces que no hay personas sanas en un planeta enfermo. Por ello, estamos trabajando intensamente desde el Observatorio de Salud y Cambio Climático», una iniciativa conjunta con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el Ministerio de Ciencia e Innovación.

Asimismo, ha insistido en que «el Observatorio sea un centro pionero y de referencia para la investigación, la monitorización y la formulación de políticas públicas basadas en evidencia científica para proteger la salud de nuestra población frente a los impactos del cambio climático».

En este marco, el pasado 16 de mayo el Ministerio de Sanidad activó el Plan Nacional de Actuaciones Preventivas por Altas Temperaturas o «Plan de Calor» que es el instrumento a través del cual el Ministerio va a intentar reducir el impacto del exceso de temperaturas en la salud de la población, definiendo cuándo, dónde y a qué nivel se dan los avisos.

El Plan de Actuación contiene una serie de recomendaciones en forma de decálogo que son la base sobre las que se ha diseñado la campaña «Un Verano de Cuidado». Porque «sabemos que en España el calor es el principal problema de salud asociado al cambio climático y que en los próximos años se prevé un aumento de las temperaturas extremas debido al calentamiento global», ha destacado.

El responsable de Salud y Cambio Climático en el Gabinete de la ministra, Héctor Tejero, ha explicado los objetivos de la campaña y ha hablado de la necesidad de desarrollar la cultura del calor, con comunicación continua e intergeneracional y desde todos los ámbitos, en zonas donde tradicionalmente hacía más calor, pero ahora también en áreas que por el cambio climático sufren más calor.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.