Ecologistas en Acción Castilla-La Mancha ha presentado alegaciones a la actualización del Plan de Recuperación del Águila Imperial Ibérica y expresado su preocupación «por la falta de ambición del mismo».

Una de las preocupaciones de la organización es que, además de los motivos de mejora de las poblaciones que se aluden en el proyecto de decreto, también «hay que destacar como elemento definitivo el incremento natural de las poblaciones de conejo. Esta cuestión, sería conveniente que fuera recogida en el proyecto de decreto, pues debiera ocupar un lugar principal en el futuro plan». También le resulta «sorprendente» que esta especie presa, clave para el águila imperial, y para la mayor parte de grandes y medianos predadores de los ecosistemas mediterráneos, «no haya sido citada una sola vez a la hora de describir la situación en la que se contextualiza el plan».

Dice que la especie continúa con altos requerimientos de protección, «pero en un escenario nuevo en el que a la mejora de las poblaciones se le contrapone el reto de nuevas amenazas. Tal es el caso de constante transformación del territorio agrícola (de secano a regadío, de herbáceo a leñoso, con incremento de construcciones de todo tipo), de la implantación masiva de proyectos de renovables, de la intensificación de la actividad cinegética y de la contradictoria gestión de las poblaciones de conejo». A todo ello se suma la incertidumbre de cómo puede reaccionar la especie ante el cambio climático, «cuestión que, por cierto, tampoco se cita ni se valora en el plan de recuperación», añade.

Ecologistas en Acción Castilla-La Mancha ha reclamado la ampliación de 1 a 3 kilómetros de las áreas de exclusión de las plantas fotovoltaicas alrededor de los nidos del águila, y la exclusión total de los parques eólicos en las zonas comprendidas el plan de recuperación. También la paralización de las autorizaciones de instalaciones que pongan en peligro a esta especie «hasta que no se termine la tramitación del plan, para no verse obligado, como ahora, a actuar ante las afecciones evidentes al medio ambiente que se están produciendo».

Entiende, la organización, que otras modificaciones y actuaciones para el actual proceso de modificación que serían «la reunión del Consejo Asesor de Medio Ambiente, abrir el debate en el grupo de trabajo de la especie y convocar a las organizaciones ambientalistas al mismo; poner a disposición de las partes interesadas la memoria justificativa de la iniciativa y los informes del estado de la especie, y las memorias de las reuniones previas de expertos, si las ha habido. Esa información debe ser facilitada a la mayor brevedad. Y ampliar las áreas criticas y las zonas de dispersión/expansión a otras zonas proclives albergar esta especie o a aumentar las existentes».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí