La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal española (AIReF) quiere liquidar Correos tal como hoy lo conocemos, uno de los servicios públicos que mejor funcionan en España. El organismo independiente de control fiscal, creado en 2013 por el Gobierno español a instancia de la Unión Europea, pretende que el Ejecutivo recorte las plantillas, reduzca oficinas y horarios de atención al público. La propuesta no ha gustado al Gobierno, que ya trabaja en un plan para mejorar el rendimiento de Correos.

De un tiempo a esta parte, y con especial insistencia a lo largo del último año, se viene repitiendo un permanente, insistente y cada vez más coreado “mantra” que tiene por objetivo desmantelar Correos, según alerta Comisiones Obreras. El sindicato ha rechazado de plano las medidas de AIReF, que supondrían un nuevo paso adelante en el paulatino proceso de destrucción del Estado de Bienestar. El polémico plan se contiene en un reciente informe del organismo fiscalizador sobre subvenciones que se muestra muy crítico con las ayudas públicas para mejorar servicios públicos imprescindibles en el buen funcionamiento del Estado.

“En todo caso, por lo que respecta a Correos, los contenidos del informe −no  desmentidos en ningún momento por la AIReF− fueron adelantados hace un par de meses en algún medio de comunicación con recetas que en Correos ya nos suenan: recorte del servicio postal universal, cierre de oficinas, recorte de días de reparto, reducción de plantilla y externalización de la actividad empresarial (y el empleo) de la matriz a las filiales”, añade el sindicato en un comunicado. Sin duda, el modelo que plantea AIReF camina hacia la privatización, que supondría el acta de defunción del servicio postal financiado por el Estado.

Desde CC.OO se esperará a conocer el contenido del informe y la reacción del Gobierno, pero de momento ya ha denunciado la creación de “un lobby anti-Correos” que pretende llevar adelante el plan. Con todo, las intenciones privatizadoras de AIReF no quedan solo en Correos. El organismo de control fiscal va a analizar con lupa una inversión pública de hasta 30.000 millones de euros destinados a gasto médico, subvenciones en políticas de empleo, becas universitarias e inversiones en innovación y desarrollo. “Lo que no deja de sorprender a CC.OO es que se detengan y dediquen su precioso tiempo a un informe específico con un gasto de 120 millones −el destinado al servicio postal universal en los últimos años− que asciende a un 0,4% del total de esos 30.000 que se quieren analizar”, lamenta el sindicato.

Expertos consultados por Diario16 adelantan que podríamos estar ante una nueva ofensiva de Bruselas, impulsada por sus economistas liberales, para dar un nuevo toque de atención a España ante la posibilidad de que se conforme un Gobierno de izquierdas. Al mantra de que Correos tiene que ser finiquitado tal como funciona en la actualidad se han unido organizaciones empresariales del sector logístico y paquetero y organismos “independientes” como la CNMC o el Tribunal de Cuentas, según Comisiones Obreras. “Hay una sorprendente unanimidad, una misma melodía: hay que frenar el proyecto de Correos en su vertiente de prestador de servicio público y de futura empresa postal y logística”, insisten las fuentes de Comisiones.

Los informes de AIReF apuntan a un desequilibrio presupuestario estabilizado en el entorno de los 250 millones de euros al año, aseguran que Correos infravalora los riesgos de los mercados en los que opera y estiman que las pérdidas de la compañía entre 2019 y 2023 podrían superar los 1.700 millones de euros, unos 500 millones más de lo estimado. El organismo plantea medidas de “ajuste suave” como un replanteamiento de la política comercial de la empresa pública, el lanzamiento de nuevos productos o la definición de un plan estratégico orientado a avanzar en la diversificación de la actividad del operador postal; pero también otras iniciativas más agresivas como una reducción de la red de oficinas, la privatización de determinados servicios o la reconsideración del volumen de la actual plantilla del operador.