En estas fechas tan señaladas en las que nos encontramos, unidos al ciclo económico que vivimos nos obliga a tener cierta cautela a la hora de tomar decisiones en el mercado.

Con el mercado americano subiendo como un cohete y la mayoría de la bolsa española en dobles dígitos positivos, en lo que llevamos de año,  todo parece apuntar a que nos acercamos a un momento del ejercicio crucial para la rentabilidad anual de nuestras inversiones.

Es importante salvaguardar la rentabilidad de nuestros activos en momentos de cierta incertidumbre y caídas del mercado, aunque es muy difícil siempre predecir los movimientos futuros del precio de una compañía, estamos de acuerdo en que muchas veces los patrones estacionales funcionan.

Es innegable que estos patrones se han repetido numerosas veces a lo largo de la historia, de ahí precisamente su gran fama y el patrón estacional de “sell in may and go away”,  es de los más importantes del año debido a la cercanía del verano y al comportamiento que suele tener el mercado en esta época estival.

Con Estados Unidos en máximos, como es el caso del SP500 y el Nasdaq por encima de máximos,  también podemos decir basándonos en nuestra experiencia del mercado,  que la corrección podría estar a la vuelta de la esquina. Esta situación unida a la gran revalorización obtenida en lo que llevamos de año,  ayuda a plantearnos realmente si es una buena opción permanecer en el mercado por mucho más tiempo.

El objetivo de rentabilidad que nos hubiéramos planteado en enero probablemente ya lo hayamos cumplido con lo que creemos que es hora de hacer balance y valorar las diferentes alternativas que se nos plantean, entre ellas la posibilidad de cerrar posiciones en mayo.

Daniel García es analista en XTB