Carlos Gómez-Jara es uno de los penalistas españoles con más prestigio y su despacho, Corporate Defense, tiene importantes clientes en España, además de realizar importantes trabajos para despachos internacionales. Es el abogado externo del FROB y del Fondo de Garantía de Depósitos, a quienes ha facturado en los últimos años más de un millón de euros. También es el letrado que está defendiendo los intereses de Emilio Saracho en el Caso Banco Popular. Estuvo presente en la comparecencia en el Congreso de los Diputados del ex presidente al que le resolvieron la sexta entidad financiera del país.

El hecho de que Gómez-Jara esté contratado tanto por el FROB como por Emilio Saracho es, cuanto menos, inusual, dado que, en condiciones lógicas, el ex presidente del Popular debería demandar al FROB por las presuntas irregularidades cometidas durante el proceso de resolución y venta de la entidad y, teniendo el mismo despacho defendiendo a ambos, eso sería imposible. Nos podríamos encontrar con un conflicto de interés que debería haber comunicado a sus clientes.

Además, Gómez-Jara tiene intereses en República Dominicana. Tal y como ya publicamos en Diario16, el domicilio social registrado para Corporate Defense S.R.L., el bufete del abogado de Saracho en Santo Domingo, se encuentra Pittaluga Delgado, Jiménez y Asociados, una empresa que pertenece a Conrado Pittaluga, quien fue detenido y encarcelado en la prisión de Najayo durante seis meses de manera preventiva por su presunta implicación en el Caso Odebrecht, al estar acusado de blanqueo de capitales y complicidad en soborno de trabajadores públicos al utilizar dos sociedades domiciliadas en Antigua y Barbuda (paraíso fiscal) con el fin de repartirse con el ex ministro Víctor Díaz más de 6 millones de dólares en comisiones ilegales pagadas por la constructora brasileña. Según la documentación que obra en poder de Diario16, el despacho de Gómez Jara defendió a Víctor Díaz Rúa, que recientemente fue juzgado por su presunta relación con el caso Odebrecht.

Por otro lado, la relación de Gómez-Jara con República Dominicana viene de largo, lo mismo que con otras personas o entidades que han sido investigadas por el mismo Caso Odebrecht u otros casos de corrupción. El abogado ha colaborado en varias ocasiones con la fundación del ex presidente dominicano Leonel Fernández, la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) que, tal y como estamos publicando en este medio, tanto Fernández como la fundación recibieron donaciones millonarias de empresas y contratistas a través de varias estrategias irregulares.

Sin embargo, las conexiones del ex presidente dominicano con personajes importantes de la abogacía y de la Justicia española no se centran en Gómez-Jara, sino que el ex juez y abogado Baltasar Garzón es uno de sus asesores jurídicos más cercanos y, al igual que el letrado que representa a Saracho, también ha colaborado habitualmente con Funglode.